Sharon Tate y su mini vestido; Mia Farrow con un traje chaqueta y pelo corto, o Yoko Ono con mini falda, medias a la rodilla y sombrero… un par de años antes de que Bianca Jagger hiciera de su pamela con velo y traje chaqueta todo un icono de la moda nupcial. Tras siglos dominados por el concepto tradicional de lo que tenía que ser un vestido de novia, no fue hasta los años 60 y 70 cuando estas estrellas del rock y de la gran pantalla se atrevieron a trasgredir las normas sobre su vestido de novia. Demostraron que el icónico vestido estilo princesa podía transformarse más allá de modas y tendencias, para adaptarlo al estilo personal de cada novia.

Con un estilo retro y anacrónico –influenciado por la arquitectura de la localización– la fotógrafa Lucía Alonso retrata dos looks de novia que se alejan de los cánones para acercarse más a esa esencia que marcara los estilismos nupciales de las viejas estrellas de Hollywood. Glamour transgresor para inspirar a la novia contemporánea, donde los diseños únicos –osados e irreverentes– de Ángela Pedregal toman el protagonismo de este styled shoot.

El estilo anacrónico de la fotógrafa Lucía Alonso se funde con el glamour transgresor de los vestidos de novia de Ángela Pedregal.


 

Inspiración para novias: dos look de novia con glamour vintage.
Inspiración para novias: dos look de novia con glamour vintage.
Inspiración para novias: dos look de novia con glamour vintage.
Inspiración para novias: dos look de novia con glamour vintage.
Inspiración para novias: dos look de novia con glamour vintage.
Inspiración para novias: dos look de novia con glamour vintage.
Inspiración para novias: dos look de novia con glamour vintage.
Inspiración para novias: dos look de novia con glamour vintage.

Fotos, cortesía ©Lucía Alonso

LOOK 1, el glamour de una novia con pantalón.


En este primer bridal look el protagonista es un sensual y ceñido mono o jumpsuit, complementado con un velo tipo vals de estilo vintage. Sin duda, una poderosa combinación no apta para novias clásicas… y perfecta para novias rebeldes o como segundo vestido para el baile. La elección de un peinado sencillo y pulido y la ausencia de joyas equilibran el look, sin llegar a recargarlo sino dejando que el estilismo hable por sí mismo.

Para este ‘vestido de novia’ Ángela Pedregal confeccionó un mono “con pantalón pitillo en crepé blanco rematado en los laterales con una hilera de cuentas cromadas, y cuerpo con base de tul y apliques de margaritas de guipur bordadas a mano con cuentas doradas”. Todo el bordado se realizó con la técnica del moulage, permitiendo crear así la lluvia de flores de distintos tamaños que parecen tan sólo posarse sobre el cuerpo de la novia.

 

 

Inspiración para novias: dos look de novia con glamour vintage.
Inspiración para novias: dos look de novia con glamour vintage.
Inspiración para novias: dos look de novia con glamour vintage.
Inspiración para novias: dos look de novia con glamour vintage.
Inspiración para novias: dos look de novia con glamour vintage.
Inspiración para novias: dos look de novia con glamour vintage.
Inspiración para novias: dos look de novia con glamour vintage.
Inspiración para novias: dos look de novia con glamour vintage.

Fotos, cortesía ©Lucía Alonso

LOOK 2, el gamour estilo vintage.


Este segundo look de novia es un diseño original a la par de romántico y con toque de glamour vintage. El vestido es un falso ‘dos piezas’ con un delicado cuerpo modelado el tul y falda recta en crepé. De complementos: tocado de plumas blancas, velo corto de tul y pendientes retro (tipo años 80); que nuevamente se equilibra con un maquillaje muy natural que no esconde sus pecas, con pestañas marcadas y labios efecto mordido, y un peinado recogido pulido con raya en medio.

En este vestido de novia Ángela Pedregal combina un cuerpo tipo top en tul en blanco roto drapeado (con forma de abanico que recorre los hombros y crean los tirantes) y tul transparente, con el que se une la falda de corte recto y abertura lateral confeccionada en crepé, rematada en una pequeña cola. “El toque especial –nos apunta la diseñadora–, y lo que identifica a este vestido de novia es el bordado cósmico, con cuentas y canutillos cromados en dorado y cosidos a mano que forman estrellas en diferentes formas y tamaños”.

 

CRÉDITOS | PROVEEDORES

Vestidos de novia: Ángela Pedregal / Velos y tocados: Charo Agruña / Pendientes: Pizpireta Complementos / Maquillaje y Peluquería: Sonia Palomero / Modelo: Judy Torrens / Fotografía: Lucía Alonso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *