Joyas de familia para novias · Foto Paula G. Furió · Tendencias de Bodas Magazine

Antiguamente, las joyas familiares se guardaban para ocasiones especiales como la pedida de mano o el día de la boda, donde era común que la futura novia heredase alguna reliquia de su familia o de la familia de su futuro marido. Hoy en día, y quizás debido a la situación económica actual, no es tan habitual invertir en una buena pieza de joyería pensando en las generaciones futuras; aunque todavía hay familias que mantienen esta costumbre… ¡Y siempre es un buen momento para iniciarla!

La elección de una joya para la boda, que va a tener un papel relevante en nuestra vida, no es tarea fácil porque, a diferencia de otros complementos que podemos ir sustituyendo con el paso del tiempo, una joya se adquiere para toda la vida. Para una mujer es, además, un símbolo de feminidad, belleza y buen gusto que encierra un significado personal. Detrás de una joya siempre hay una fecha especial, un día importante o una persona querida y, en el caso de las joyas de herencia familiar, todo un pasado que ha perdurado a través del tiempo y de los lazos.

Joyas para novias de L'arca

Joyas para novias de L'arca

Joyas vintage para novias de L’ARCA

Unos preciosos pendientes, un sencillo broche (que sirve para sujetar el velo) o una delicada tiara son las típicas piezas de joyería que acaban por convertirse en herencia familiar, otorgando de elegancia y melancolía a las novias. Aunque, siempre puedes tirar de imaginación y hacer como Elena (ver su boda AQUÍ), una novia que incluyó en el diseño de su vestido de novia, a modo de aplique en los hombros, una pulsera con amatista, coral y esmeralda perteneciente de su madre. ¡Una forma aún más especial y única de integrar una joya de familia en tu look de novia!

Joyas de familia para novias

Foto, ©Momenta Bodas

Sea por su elegancia, por tradición, por su diseño o por su lado más sentimental, las joyas de familia siempre serán una apuesta segura para uno de los días más importante de nuestras vidas. ¡Porque no hay nada más bonito que los recuerdos que se mantienen con el paso del tiempo!

Foto portada, cortesía ©Paula G. Furió

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *