La de Lucía y José es una historia que empieza desde el primer minuto en que se conocieron, aunque no fue hasta un viaje a Amsterdam que descubrieron que lo de ellos era amor, del de verdad. Ese que les permite ser “mejores amigos, compañeros de trabajo, de viaje, de vida y de amor”. La primera parte de su boda, con Amsterdam, los preparativos y la ceremonia te la contamos días atrás aquí. Necesitábamos días para digerir el rollazo que desprende esta pareja y poder detallar al máximo todos los detalles de sus looks de novios y de su bonita ceremonia al aire libre boho chic llena de plumeros.

Como videógrafos de bodas profesionales, su trabajo los ha llevado a viajar por todo el mundo y España, viviendo y descubriendo tantas formas de celebrar el amor como parejas hay. Y eso les ha permitido tener una visión muy clara de cómo querían celebrar su propia boda, tan personal y a su manera: “La idea de celebrar la boda un domingo nos pareció divertida –nos cuenta la novia–, ya que en Valencia todas las familias se reúnen los domingos a comer paella. Nos pareció bonito que pudiera ser de día y súper informal, con solo nuestros amigos y familiares más cercanos, celebrando nuestro amor y comiendo paellas en un sitio precioso en medio del campo. Queríamos que nuestra boda fuera diferente, divertida e informal”.

{ La boda de Lucía y José en Valencia: Amsterdam, los preparativos y la ceremonia }

Boda de los videógrafos Anker Prod.
Boda de los videógrafos Anker Prod.
Boda de los videógrafos Anker Prod.
Boda de los videógrafos Anker Prod.
Boda de los videógrafos Anker Prod.

Fotos, cortesía ©Diez & Bordons

 

Un domingo y con paella para celebrar una boda diferente, divertida e informal.


 

Los novios eligieron la masía Más Les Lloses, su espacio favorito en Valencia por lo natural de la finca, rodeada de campos de naranjos y preciosos edificios y antiguo almacén de labranza, y la atención de todo su staff. Para la organización y decoración confiaron ciegamente en Carmen, de El Jardín de Mamá Ana, a quien le dieron libertad absoluta con sólo un par de premisas: que el estilo fuera boho-chic, con mesas largas (mesas imperiales) y que hubieran velas y frutas.

El seating plan no puede ser más bonito, realizado en tela de lino caligrafiada con el nombre de los invitados y enmarcadas en grandes círculos florales. Cada mesa llevaba el nombre de cada una de las ciudades que han marcado la vida de la pareja: Ámsterdam, Valencia y Madrid. En total se dispusieron tres largas mesas imperiales para 30 personas cada uno, más dos mesas cuadradas para los niños.

La comida se sirvió en el antiguo almacén de naranjas restaurado para las bodas. Un espacio diáfano que conjuga lo industrial y lo rural de una forma sencilla y bonita. Los largos tablones de madera de las mesas se dejaron desnudos (sin manteles), y sobre ellos se dispusieron los distintos elementos que formaban el centro de mesas con flores, frutas y muchas velas. Las elegantes copas en cristal lila, la cubertería dorada y algunos cuencos y elementos vintage, pusieron el toque de elegancia en esta decoración.

 

Boda de los videógrafos Anker Prod.
Boda de los videógrafos Anker Prod.
Boda de los videógrafos Anker Prod.
Boda de los videógrafos Anker Prod.
Boda de los videógrafos Anker Prod.
Boda de los videógrafos Anker Prod.
Boda de los videógrafos Anker Prod.
Boda de los videógrafos Anker Prod.
Boda de los videógrafos Anker Prod.
Boda de los videógrafos Anker Prod.
Boda de los videógrafos Anker Prod.

Fotos, cortesía ©Diez & Bordons

 

Se puso un bufé con tres tipos de paella: valenciana, de mariscos y un meloso de verduras (para la novia y los invitados vegetarianos).


 

Boda de los videógrafos Anker Prod.
Boda de los videógrafos Anker Prod.

Fotos, cortesía ©Diez & Bordons

 

Para el baile, la novia cambió su corona de flores naturales por un original tocado de plumas.


 

Boda de los videógrafos Anker Prod.
Boda de los videógrafos Anker Prod.
Boda de los videógrafos Anker Prod.

Fotos, cortesía ©Diez & Bordons

 

Música en vivo, baile y muchas risas para el fin de la boda ‘cool’ de Lucía y José.


 

La música era muy importante para Lucía y José, por eso el cóctel y el baile estuvo amenizado por una banda de Jazz en vivo. “Wild Horses” de los Rolling Stones sonó para el primer baile de los novios, cantada por la mejor amiga de Lucía y vocalista de la banda. Un momento muy emocionante para la pareja.

También tenían claro que las fotografías de su boda tenían que ser en analógico, por lo que Diez & Bordons tiró toda la boda en film (35mm y medio formato): “Es algo muy muy especial que prácticamente ya nadie hace y que nos hacía muchísima ilusión”, apunta la novia. Y, obviamente, como videógrafos profesionales no querían tener cualquier vídeo, así que para ellos fue ilusionante tener a David Rodríguez quien les hizo un vídeo realmente diferente. Puedes ver uno de los tráilers AQUÍ.

Boda de los videógrafos Anker Prod.

Fotos, cortesía ©Diez & Bordons

 

CRÉDITOS | PROVEEDORES

Ceremonia: Civil / Lugar de celebración: Mas Les Lloses / Catering: Cocotte / Organización y decoración: El jardín de Mamá Ana / Invitaciones de boda: Pepa Catalá / Vestido de novia: Dolores Mollá / Corona plumas: Verbena Madrid / Zapatos: Michael Kors / Pendientes: MucMuc / Ramo de novia y corona de flores: El jardín de Mamá Ana / Maquillaje y peluquería: Gala Philippe / Traje de novio: Yves Saint Laurent / Camisa: Scalpers (a medida) / Lazo: Gucci / Zapatos: Sendra / Animadoras niños: SomRiures / Sonorización y luces: Infinito Eventos / Música: MES band & Sonia Coma Martí / Vídeo: David Rodríguez / Revelado fotos: Carmencita Film Lab / Fotografías: Diez & Bordons.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *