Se casaron el pasado mes de mayo, y la suya es una boda sin aditivos ni rimbombancias, pero cargara de autenticidad. Una boda celebrada a su manera y personal. Algo que queda patente en todas las elecciones que Sara y Héctor hicieron; empezando por elegir celebrar una destination wedding en Roma, junto a tan sólo 40 invitados. Como ellos mismos nos cuenta, la suya no fue sólo una bonita boda sino unas vacaciones muy especiales:

“Tuvimos claro desde un principio que queríamos una boda pequeña y sencilla en Roma, con nuestros amigos y familiares más cercanos. Huimos de la idea de que la boda tuviese que tener un tema. El tema de la boda éramos nosotros y nuestros allegados, y juntarnos para celebrarlo. Decidimos casarnos en Roma, por muchos motivos. El primero es que es la ciudad favorita de Sara y el escenario de una de sus películas románticas favoritas: ‘Vacaciones en Roma’. Se trataba de un regalo para los invitados, una boda que también fuesen unas vacaciones para todos juntos, en una ciudad llena de arte e historia”

La ceremonia religiosa tuvo lugar en la pequeña iglesia de San Carlo Alle Quattro Fontane, obra del arquitecto Francesco Borromini, “una de las obras cumbre del Barroco italiano”. Mientras que el banquete se celebró al aire libre en los hermosos jardines de una antigua villa de estilo Art Nouveau de principios del siglo XX ubicada muy cerca de la Piazza di Spagna.

“Somos veganos, y nuestra boda lo fue al 100%”


 

Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana

Fotos, cortesía ©Doblelente Boda

 

“Huimos de la idea de que la boda tuviese que tener un leitmotiv. El tema de la boda éramos nosotros y nuestros allegados y juntarnos para celebrarlo”


 

Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana

Fotos, cortesía ©Doblelente Boda

 

Sara y Héctor querían una boda sencilla y emotiva, inspirados por la boda de Forrest y Jenny en la película ‘Forrest Gump’.


 

Para su boda italiana Sara eligió un vestido de novia de Intropia. Como ella misma nos ha contado, buscaba un vestido sencillo, ligero, romántico, de plumeti y con un toque atemporal: “Quería que fuera un diseño prêt-à-porter, cómodo y asequible. Huía de la idea clásica de la novia antinatural. No quería peinados muy elaborados, corpiños, miriñaques, exceso de tela ni brillos”.

Su look sencillo lo completaba unos zapatos veganos en color rosa, una corona de flores preservadas (que resaltaba el color rojo de su pelo) a juego con el ramo de novia y unos discretos pendientes que ponían el “y algo azul”. Y como deseaba ir lo más natural y fiel a sí misma posible, Sara se peinó y maquilló ella misma.

Héctor también se decantó por un look de novio más informal, con traje de chaqueta azul y chaleco de lino marrón. De complementos: corbata azul de punto, calcetines con divertido estampado, zapatos veganos tipo Oxford y prendido de flores preservadas (a juego con el ramo de la novia). Aunque, sin duda, el toque más ‘gentleman’ y especial era el antiguo reloj de bolsillo heredado de su abuelo.

Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana

Fotos, cortesía ©Doblelente Boda

 

Los novios prescindieron del seating plan. Mientras en un cartel se podía leer: “Somos una familia, siéntate dónde quieras”


 

Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana

Fotos, cortesía ©Doblelente Boda

 

Una boda en Roma, sencilla, emotiva y vegana.


 

A pesar de celebrar una boda de destino en Roma, los novios no dudaron en encargarse ellos mismos de organizar todos los detalles: “Cogimos inspiración de aquí y allá, pero en un principio nuestra boda modelo fue la de Forrest y Jenny en la película ‘Forrest Gump’. Queríamos algo sencillo y emotivo”.  Una tarea nada fácil, teniendo en cuenta que tenían que desplazar a amigos e invitados hasta la capital italiana. Sin embargo, resolvieron todo con mucho mimo y éxito, sin dejarse ningún detalle (desde las invitaciones a la decoración de las mesas) o sorpresas. Diseñaron hasta el estampado de los tote bags que regalaron a los invitados.

Uno de esos tantos detalles “a nuestro gusto”, y de los más importante para los novios, era que su boda fuera 100% vegana. Por ello no dudaron en servir “un menú totalmente vegetariano” del que se encargaron los chefs veganos de Boris Scafati y Francesco Basco, con “platos típicos italianos, incluidos unos canapés de quesos artesanales que estaban tan conseguidos, que a los invitados les constó creer que fueran veganos”. El postre también fue vegano, sirviendo helado de pistacho de Sicilia y quesos veganos, y pastel de boda tipo naked cake vegano.

La comida se sirvió al aire libre, en uno de los rincones con encanto del jardín de la villa italiana que eligieron. Los invitados se sentaron en una única mesa imperial decorada de forma informal y con cariño, con flores silvestres, botellas de vidrio, sillas Napoleón blancas y guirnaldas banderines que delimitaban aún más la intimidad del espacio. Además, colocaron un libro de firmas y una cámara de fotos instantánea para que los invitados pudieran dejarles un bonito recuerdo.

Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana

Fotos, cortesía ©Doblelente Boda

 

Los novios sorprendieron a sus invitados con una fiesta a bordo de un barco recorriendo el río Tíber y viendo el atardecer romano.


 

Sin duda, uno de los grandes momentos de la boda fue la sorpresa que se llevaron familiares y amigos al enterarse, después del banquete, que la fiesta iba a tener lugar en un barco, viendo el atardecer de Roma navegando por el río Tíber. Ninguno sabía hacia dónde se dirigían cuando el autobús se detuvo a orillas del río. “Hubo música, cócteles italianos y canapés veganos mientras se ponía el sol en la ciudad eterna”.

¿Imaginas mejor fin de fiesta para esta destination wedding? =D

Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana
Slow wedding vegana : Boda vegana

Fotos, cortesía ©Doblelente Boda

 

CRÉDITOS | PROVEEDORES

Ceremonia: Religiosa / Lugar: Iglesia San Carlo Alle Quattro Fontane / Celebración: Villa Giulia Events / Catering: Dall’Albero / Tarta vegana: Uova a Pois /  Catering barco: Cotto e Mangiato  / Decoración: Lancellotti di Romano / Ramo de novia y corona flores: Hip & Love / Vestido de novia: Intropia / Traje de novio: Zara / Fotógrafos: Doblelente Boda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *