La #bodalerele de Elena e Ivan en Benicassim · Foto Paula G. Furió · Tendencias de Bodas Magazine

Si estas metida en el mundillo del bonitismo, y del handmade ‘made in Spain’, seguro conoces los muñecos de Lele Lerele… o cuando menos has visto alguno de sus preciosos peluches, porque hasta nosotras –que somos más ‘nupciales’– suspiramos por un Lele Lerele. Y tras esta marca bonita está Elena, nuestra slow bride protagonista.

La de Elena e Ivan es una boda sencilla, al aire libre en un jardín frente al mar. Es una boda emotiva, cargada de simbolismos, sonrisas, besos, abrazos y detalles que hablan de ellos y su amor. Es una boda handmade donde cada detalle fue realizado por la novia, su madre y hermana… Y un leitmotiv: ‘Ser Brigada’ (de León Benavente); que aparece tanto en sus invitaciones, con una preciosa ilustración, hasta en detalles de la propia boda.

Vestido de novia con crop top de encaje, corona de flores y ramo de novia a juego con paniculata, sombreros borsalidos y plantas crasas para los invitados, la fotografía de Paula G. Furió… la #bodalerele.

Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió
Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió
Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió
Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió
Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió
Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió
Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió
Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió
Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió

Se conocieron en el parque de El Retiro en 1992. Ella llevaba un vestido de flores, él parecía ser un sufridor. Y entre gente que se aburre pronto de todo y gente que no acaba nunca nada, decidieron pasar juntos las noches y ser más que pareja…
ser brigada.

(…)

Subieron a la montaña más alta y gritaron sus nombres en bucle. Prendieron mecha a fuegos artificiales que les dejaron cegados por las luces. Y sintieron que la carretera se alejaba y que aún no estaban en ningún lugar, que eran los coches y los árboles lo único que les hacía avanzar.

Y ocurrió así. Ella dijo: “Contaré hasta tres y, si en ese momento aún no hemos parado, nada nos va a detener. Uno, dos…”.

Uno, dos… Bien pudo ser cosa de magia cuando se transformaron en bestias: él en un lobo feroz y ella en un pájaro con cresta. Llegaban las malas noticias de todas las partes del mundo y a ellos solo les preocupaba ser felices siendo fieras en su refugio.

(…)

Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió

Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió
Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió
Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió
Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió
Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió
Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió
Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió
Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió
Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió
Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió
Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió
Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió
Slow wedding en Benicassim con fotografía de Paula G. Furió

Fotos, cortesía ©Paula G. Furió
CRÉDITOS | PROVEEDORES

Ceremonia: Civil / Celebración: Villa del Mar / Ilustración de las invitaciones: Laura Agustí / Imprenta: Imagina Diseny / Flores: Pitarch floristería / Alianzas: Elena cruz Jewels / Vestido de novia: Higinio Mateu / Maquillaje: Hidra centre d’estètica i benestar / Peluquería: Bucles / DJ & Música: DJ Abel /  Fotografía: Paula G Furió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *