Lo acogedor de su atelier ubicado en Madrid no hace del todo justicia a la calidez y el cariño con el que te reciben Cristina Muñoz Donaire y Ana Oria Reyes, las diseñadores y fundadoras de la firma de vestidos de novia a medida Lamaryé. No es un asunto de tamaño, aunque cierto es que muy pronto se mudan a un atelier más grande, sino a la pasión y amor que le ponen a su trabajo el cual entienden de una forma totalmente única, artesanal y cuidando los detalles. Diseñan y confeccionan moda nupcial, así que saben que están dando pespuntes a la ilusión de una futura novia. Una visita a su atelier, una taza de café y una charla amena entre tejidos y vestidos bastan para darte cuenta del poder que tienen las personas que hacen las cosas desde el corazón.

“Novias de hoy, que creen en la forma de trabajar de antes”. Así resume Lamaryé la esencia de sus novias. Desde el año 2014 crean vestidos de novia a medida, elaborando un diseño personalizado y un patrón exclusivo para cada mujer (¡Y para todas las mujeres!). Pero no sólo en la forma ponen la atención, sino también en todos esos pequeños detalles y acabados que hacen el buen hacer de su costura. Podría seguir contándote sus cualidades pero sin duda son sus novias reales el mejor testimonio de su trabajo, y cinco buenas razones para visitar el atelier de novias de Lamaryé.

Atelier de novias e invitadas a medida Lamaryé
Atelier de novias e invitadas a medida Lamaryé
Atelier de novias e invitadas a medida Lamaryé

Fotografía, ©Liven Photography

– La elegancia de antaño de Amparo con su vestido de novia de Lamaryé.

Si la sonrisa es el reflejo del alma, entonces la dulce sonrisa de Amparo habla por sí sola. Su apuesta ha sido un total look muy personal, que nos recuerda la elegancia de antaño de damas como Jackie Kennedy. Su sombrero pill-box en terciopelo blanco es sin duda el responsable de esta añoranza, pero también todo su estilo y la sencillez elegante de su vestido de novia de Lamaryé.

Las mangas acabadas en delicadas puntillas y plumeti fruncido son preciosas. El suyo es un vestido de corte clásico confeccionado en gasa de seda bordada, falda de crepe y espalda velada rematada con pequeños botones forrados. Los detalles de plumeti fruncido y bandas de encaje completaban la sutileza del vestido. En palabras de Amparo, para ella “ha sido un placer que Lamaryé diseñaran el vestido de mi boda. Tuve una empatía fantástica con ellas y confianza absoluta en su profesionalidad”.

 

Atelier de novias e invitadas a medida Lamaryé
Atelier de novias e invitadas a medida Lamaryé
Atelier de novias e invitadas a medida Lamaryé

Fotografía, ©Wild Horses Studio

– La sencillez trendy de Marta con su vestido de novia de Lamaryé.

Marta es una guapísima novia que aúna atemporalidad, sofisticación y sencillez en su bridal look. Desde el principio tuvo claro que quería un vestido de novia con escote halter, y aunque se probó varias opciones (que nunca está demás), sin duda este escote le sentaba ideal. La espalda decorada con tirantes de puntilla plateada, la misma que decoraba la cintura, enmarcaba muy bien su garbo. Un detalle especial de su look –que seguro ya habrás fichado– es la capa de gasa desmontable que cubría sus hombros y que, por la parte de atrás, dejaba descubierta la espalda del propio vestido en un precioso efecto de superposición de tejidos. Después de la ceremonia Marta se quitó la capa, dejando al descubierto todo su precioso vestido de novia de Lamaryé.

Fue a través de las redes sociales que Marta conoció el atelier de Lamaryé. Por supuesto, visitó otras opciones antes, pero “con ellas encontré la conexión, profesionalidad y cercanía que necesitaba. Les dije qué es lo que quería, lo dibujaron, me dieron ideas, me enseñaron telas… ¡Y no tuve dudas! ¡Tenían que ser ellas!”… Y fueron ellas.

 

Atelier de novias e invitadas a medida Lamaryé
Atelier de novias e invitadas a medida Lamaryé
Atelier de novias e invitadas a medida Lamaryé

Fotografía, ©Pablo López Ortiz

– La sofisticación clásica de Lorena con su vestido de novia de Lamaryé.

Ana y Cristina de Lamaryé ya habían realizado el vestido de novia de la prima de Lorena, por lo que, como ella confiesa: “Cuando llegó el turno de mi boda no dudé ni un segundo en decantarme por ellas. Supieron entender perfectamente lo que buscaba, me dieron seguridad y se involucraron desde el primer momento con mi vestido… y el resultado fue ¡El vestido de novia perfecto!”. Una confianza entre novia y diseñadoras que no sólo se refleja en la confección del vestido sino también en look final de Lorena: sofisticada, clásica y a prueba del paso del tiempo.

El de Lorena es un vestido de novia sencillo y elegante, y por eso mismo con la complejidad de requerir un perfecto acabado. Está confeccionado en crepé con corte en la cintura, manga larga, espalda con escote en V y discreta cola. Como únicos adornos llevaba en la cintura, la espalda y el bajo de la falda una sutil puntilla. El detalle más especial estaba en los puños de la manga decorados exquisitamente con una puntilla ancha cosida a mano simulando ser parte de la propia tela.

 

Atelier de novias e invitadas a medida Lamaryé
Atelier de novias e invitadas a medida Lamaryé
Atelier de novias e invitadas a medida Lamaryé

Fotografía, ©Paula G. Furio

– La originalidad y personalidad de Luz con su vestido de novia de Lamaryé.

Luz es de esas novias absolutamente especiales, en dónde todo lo que tuvo que ver con su boda fue personal, curioso y vitalista. Su boda ‘UP’ fue de lo más instagrameadas en su día, y su original look de novia con pantalón y canotier de lo más recordados. Llegó al atelier de Lamaryé con las ideas muy claras y salió de él sintiéndose la novia super especial que fue: “Buscaba un traje de novia muy distinto, de pantalón y Lamaryé plasmó justo lo que quería”.

Como una ‘novia no convencional’, así podríamos describir el estilo de Luz. El suyo era un traje de novia con cuerpo tipo peplum y manga francesa en guipur y pantalón palazzo en crepe. El cinturón-lazo de gasa hacía las veces del velo de novia. Para completar su estilismo prescindió de muchos de los accesorios al uso de una novia, sustituyéndolos por ideas muy originales: de tocado, un canotier con coloridas mariposas; y en lugar de un ramo, un el bolso tipo clutch de metacrilato transparente repleto de flores.

 

Atelier de novias e invitadas a medida Lamaryé
Atelier de novias e invitadas a medida Lamaryé
Atelier de novias e invitadas a medida Lamaryé

Fotografía, ©Mi Lima Limón

– La belleza vintage de Sara con su vestido de novia de Lamaryé.

¡La cola del vestido de novia de Sara es absolutamente especial y bonita! Y es lo primero en que una se fija de este delicado y elegante diseño de aires vintage. Esta confeccionada en un encaje con un patrón precioso y rematada en unas conchas u ondas que otorgan esa belleza que desprende. Una cola desmontable a la que, a Sara, de muy seguro, le resultaría difícil desprenderse. Para ella su vestido de novia fue un reflejo de su estilo y esencia, que Lamaryé supo captar.

“Antes de encontrar a Lamaryé estuve en cinco tiendas de novias y ocho ateliers. Con ellas desde el minuto uno se respira tranquilidad y sosiego, y su capacidad de hacer suyas nuestras ilusiones, es algo que muchas novias necesitamos”, nos cuenta Sara. Más allá de la cola, el resto de su vestido estaba confeccionado en crepé con un poco de elastano para que le fuera más cómodo, mientras que mangas y espalda se cubrieron con el original encaje. Y para darle un toque especial, en los puños y falda se pusieron pequeños botones dorados.

 


Cinco novias reales y cinco vestidos de novia, cada uno con la impronta del diseño y costura a medida de Lamaryé, sí, pero sobretodo cada uno es el reflejo de la personalidad, estilo y deseo de cada una de esas mujeres; quienes no dudan en destacar, de su experiencia de confeccionar su vestido de novia en el atelier de Lamaryé, la confianza, empatía, profesionalidad y savoir faire que tanto Ana como Cristina ponen en su trato y trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *