Uñas naturales, cortas y en francesa, nada extravagantes y en tonos nude. Esta no sólo es la manicura preferida de las novias más clásicas y discretas, sino también es una de las tendencias de este año. Más aún después de la sonada royal wedding, donde ningún detalle del look de novia de Meghan Markle pasó desapercibido. Sí, también nos fijamos en su perfecta manicura. Así sabemos que la actual Duquesa de Sussex llevó el esmalte de uñas en rosa ‘Ballet Slipper’ de la marca ESSIE; color del que al parecer también es fan la Reina Isabel II.

Precisamente, se dice que la Reina Isabel II tiene prohibido a las mujeres de la Familia Real Inglesa lucir otro tipo de manicura que no sea con uñas muy cortitas y en tonos claros o porcelana. Nada de tonos intensos y vibrantes o esmaltes rojos. Una idea que algunas expertas del sector también defienden tajantemente… aunque nosotros somos más de que hagas lo que te apetezca. También son muchos los estilistas que apuestan por esta manicura básica, que consideran que tiene el efecto de alargar las manos y de combinar muy bien con cualquier tono de piel. Para las novias, es una manicura atemporal para presumir de manos sin llamar la atención.

El famoso color ‘Ballet Slipper’ de Essie, el esmalte de uñas preferido de la Reina Isabel II.

La manicura clásica de Meghan Markle el día del anuncio oficial de su compromiso con el Príncipe Harry.

 

Consejos para lucir la perfecta manicura natural.


 

Ya sabemos que la manicura perfecta para una novia es con las uñas cortas y redondeadas y pintadas en un tono porcelana, nude o rosa claro (también nos sirve la clásica manicura francesa). Pero para lucir una manicura ideal es super importante lucir unas manos, uñas y cutícula saludable. No hay trampa posible ya que tus manos lucirán lo más simples y naturales posibles, por eso expertos como Berenice Espejo, master educador de ORLY, recomienda empezar a trabajar el cuidado de tus manos dos meses antes de la boda ¿Por qué?: “Si tienes las uñas mordidas, demasiado cortas o muy estropeadas, hay que resolver este inconveniente lo antes posible” y no un par de días antes. Además, nos apunta:

– Hazte la manicura cada quince días mínimo, para así ir dándoles el largo y la forma deseada. Además, podrás ir probando con el color de esmalte que más te guste.

– Lo mejor es lucir un largo discreto, con el que te sentirás más cómoda.

– Si vas a lucir uñas de gel o acrílicas, prueba con antelación cómo te las hacen en el centro que elijas. Puede que no te guste el resultado y con un día de antelación ya poco margen tienes.

Para las novias los tonos porcelana, nude y rosas claros son perfectos para una manicura atemporal y discreta.

 

Una manicura nude es mucho más que lucir un simple esmalte. Como decimos, es importante trabajar bien el cuidado de toda la mano y de la propia uña, y para ello existen muchos productos pre-bases y tratamientos específicos que te ayudarán a mejorar el aspecto de la uña (para uñas quebradizas, para fortalecerlas, para prolongar el color o corregir irregularidades, entre otros), así como cremas hidratantes y aceites ideales para mejorar el aspecto y aportar suavidad a las manos.

En cuánto a el esmalte ideal para una novia, en el mercado existen ya mil opciones. Ya sabemos cuál es el favorito de la realeza, es cuestión sólo de que des con el color perfecto según tu estilo y tono de piel. Hoy en día también existen lacas de uñas menos agresivas, son los llamados esmaltes ‘free’ (libres de 3-5 químicos: sin tolueno, formaldehído, ftalatos, resina de formol, alcanfor y en algunos casos sin parabenos) y esmaltes veganos (que no utiliza ningún pigmento procedente de insectos ni han sido testados en animales). En España marcas como ORLY, EVO2 de Bio Sculpture y HANDMADE BEAUTY ofrecen esmaltes 5 FREE veganos y sin gluten.

La manicura para novias perfectas es con uñas naturales, cortas y en tonos nude.
Fotografía, ©Retrato de un Instante

 

SHOPPING ESMALTES PARA NOVIAS


21 tonos de esmalte de uñas ideales para lucir una manicura de novia natural y clásica, a lo Meghan Markle.

 

Foto portada, ©Paula G Furió

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *