Inspiración para bodas: el olivo: Tendencias de Bodas Magaine

Ella es catalana y él inglés, se casaron en julio de 2010 en Pontós (Girona) en una boda muy especial, fotografiada por Mireia Cordomi y que publicamos en detalle en el Nº01 Tendencias de Bodas Magazine. Hoy rescatamos la boda de Natàlia y Henry para detenernos en uno de los aspectos que inspiró la decoración de su boda: los olivos.

La boda se celebró durante todo un fin de semana en una bonita masía catalana, y tal como nos comentaba Natàlia en la revista: “La masía tiene un olivar enorme que fue perfecto para el tema de la boda: todo revolvió alrededor del olivo y su simbología. Por ejemplo, las invitaciones se hicieron a partir de un dibujo al carbón de un olivo que hizo una amiga de mi madre para la boda; las tarjetas de agradecimiento y los programas de la ceremonia (ilustrados también con el dibujo de la hoja de olivo) los imprimimos nosotros en papel rústico y papel vegetal verde atados con hilo rústico de jardinería”.

Una boda entre olivos

Una boda entre olivos

Una boda entre olivos

Un cartel de madera colgado a uno de los olivos del jardín, invitaba a los invitados a coger su tarjeta de agradecimiento personalizada, las cuales se encontraban sujetas a un alambre y decoradas con abalorios de cristal. A los pies del olivo una gran cesta de mimbre con los programas de la ceremonia. De otro de los árboles colgaba otro cartel, escrito en catalán e inglés, en el que se pedía a los invitados tomar uno de los cucuruchos repletos de flores de lavanda y ‘vaciarlo’ sobre los novios al final de la ceremonia. Una ceremonia civil realizada en el propio jardín.

Uno de los detalles más significativos preparados por Natàlia y Henry para su boda fueron las pinzas con olivas de papel maché pintado. Teniendo invitados ingleses y catalanes los novios optaron por crear estas pinzas con un código de color especial para que todos los invitados supieran, a primera vista, en qué idioma hablarse: “verdes para la gente que hablaba catalán, negras para la gente que hablaba inglés y, si hablaban ambos idiomas tenían dos olivas”.

Una boda entre olivos

Una boda entre olivos

Una boda entre olivos

Natàlia nos contaba que uno de los motivos por los que se decantaron por esta masía era poder celebrar el banquete al aire libre entre los olivos: “con varias mesas y sillas alrededor donde todo el mundo se podía sentar donde quería, sin formalidades. La dinámica era una mezcla entre platos servidos por los camareros y otros que la gente podía levantarse e ir a buscar. Había una mesa larga grande con embutidos, quesos, ensaladas, etc., y otra con más de diez variedades de vinos y cavas. No hubo pastel de bodas, en su lugar hubo una gran variedad de dulces de repostería”.

Banderines, farolillos, una máquina de escribir antigua o los poemas del abuelo de Natàlia, son otras de las bonitas y sencillas ideas que esta pareja eligió para decorar su boda. Una boda en la que la sencillez, naturalidad y el valor de lo hecho entre amigos y familiares dieron un carácter especial a la celebración.

Una boda entre olivos

Fotos, cortesía ©Mireia Cordomi

Comments

  1. Hola Keyla,

    Me parece fantástico que existan parejas como la que acabamos de ver.. Que sean fideles a sus gustos, creencias y sobretodo, que salgan de “un poco de lo mismo”..

    Me encantan los detalles, la decoración, el menú y la reposteria en vez de el clásico pastel y muchas veces aburrido..

    Como fotografa, me encanta trabajar con estas parejas..!

    GREAT & CONGRATULATIONS ..!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *