Mucho se escribe estos días sobre el vestido de novia del año, el de la boda real del Príncipe Enrique de Gales con la actriz Meghan Markle. Nombres como Alexander McQueen, Erdem o Inbal Dror son algunos de los que se han citado como ‘diseñadores’ del vestido. También se ha dicho que el modelo podría costar unos 450.000 euros, pero lo cierto es que todo son especulaciones hasta el momento. Tendremos que esperar hasta el próximo 19 de mayo para descubrir el secreto mejor guardado en este momento en la Casa Real Inglesa.

No será la primera vez que Meghan se vista de novia, ya lo hizo para su primer matrimonio (con un diseño de corte columna, palabra de honor y cinturón joya), y en su papel como Rachel Zane en la serie ‘Suits’ (el vestido de la foto de portada); pero sí será su primera vez como futura royal bride, llamada desde ya a formar parte de la historia de la moda nupcial. De precedente –que esperamos no de referente– tiene a su propia suegra, y es que el vestido de novia de Diana Spencer marcó la moda de toda la década de los 80; o más reciente el diseño de Sarah Burton para Alexander McQueen que llevó la duquesa de Cambridge, Kate Middleton.

No sé qué expectativas tendrás tu sobre este vestido de novia, pero lo cierto es que muchos esperamos que Meghan Markle reinterprete los cánones nupciales de la realeza y sorprenda con un diseño que redefina las tendencias para novias (tal como hiciera Lady Di). Christian Dior y Valentino históricamente han sido los diseñadores en los que más han confiado las novias de la realeza; las que no, apostaron por modistos de sus propios países.

Cierto es que hasta el momento Meghan no ha despuntado como icono de moda, aunque si ha demostrado tener un estilo definido donde predominan las líneas simples, con prendas básicas y cómodas, tonos lisos y colores sobrios; el toque de originalidad se lo permite a la hora de elegir los bolsos. Tan definido tiene su estilo que todos apuestan por esa sencillez para vestirla de novia, pero desde la boda de Mette-Marit de Noruega no hemos vuelto a ver una novia de la realeza ‘sencilla’. Hemos visto las fotos de su compromiso oficial, sabemos cómo es anillo de compromiso… y ahora jugamos a imaginar cómo sería su vestido de novia si lo firmaran cualquiera de los cinco diseñadores invitados a esbozar un diseño tan especial.

Cinco diseñadores españoles imaginan para Tendencias de Bodas cómo sería el vestido de novia ideal de Meghan Markle.


 

Imaginando cómo será el vestido de novia de Meghan Markle.

©Diseño y boceto original de Ramón Herrerías

El vestido de novia de Meghan Markle
según RAMÓN HERRERÍAS.

El diseñador Ramón Herrerías nos propone un diseño elegante, estilizado y contemporáneo, con un “guiño a la falda de Grace Kelly y a los lazos del vestido de Lady Di”; dos de los vestidos de novia de la realeza más icónicos y referentes del último siglo.

El vestido de novia perfecto de Meghan llevaría una falda globo tobillera (dejando ver los zapatos, cuyo diseño tendría que ser especial), decorada con bordado central y prescindiría de cola. Para el cuerpo, un body de punto de seda con cuello caja, manga larga y bordado a la cintura, en coordinación con el de la falda; de seguro una pieza muy exclusiva y artesanal bordado especialmente para el enlace real. Para romper con la sobriedad del diseño y aportar un punto vanguardista y de tendencia, el diseñador catalán sustituye el tradicional velo por una original lazada en gasar. El gran lazo estaría colocado en la espalda, a la altura del cuello, cayendo como un largo velo–capa rematado con cenefa bordada.

Para completar el estilismo de la novia, Ramón Herrerías imagina a Meghan Markle luciendo una tiara prestada de la joyas reales, y llevando un pequeño ramo de novia con flor de muguet o lirio de los valles.

 

Imaginando cómo será el vestido de novia de Meghan Markle.

©Diseño y boceto original de Danáe Tobajas

El vestido de novia de Meghan Markle
según DÁNAE TOBAJAS.

Danáe Tobajas reinterpreta el estilo princesa para vestir de novia a Meghan Markle. Su propuesta es un diseño de dos piezas con elegante vestido de falda tubo y silueta ceñida resaltado por una sobrefalda en duchesse lavado de seda; la sobrefalda, marcada con un fajín a la cintura, parte de los laterales formando pliegues y terminando en una gran cola. “Al ser una pieza desmontable Meghan luciría un diseño más sobrio para la Iglesia y un vestido con ligero posado para poder estar cómoda el resto del día”.

Para el vestido la diseñadora imagina un exquisito y minucioso trabajo de bordado artesanal en pedrería sobre muselina de seda; la delicadeza de este tejido permite mostrar una ligera transparencia en mangas y cuerpo, bordado con piedras haciendo un efecto degradado que partiría sutilmente del escote (jugando con el efecto tattoo) y volviéndose más opaca hacia el cuerpo. Unas mangas largas de gasa con puños rematados en pedrería bordada terminan de dar los toques a este elegante diseño.

 

Imaginando cómo será el vestido de novia de Meghan Markle.

©Diseño y boceto original de Juana Rique

El vestido de novia de Meghan Markle
según JUANA RIQUE.

Para la diseñadora gallega Juana Rique, Meghan Markle será una “novia natural y elegante, sin perder sofisticación”. De ahí su propuesta de un vestido de novia de volumen y líneas simples pero rico en detalles y acabados. Un diseño que resalta la majestuosidad de una futura novia de la realeza, pero sin perder la esencia que define la personalidad de la actriz.

Este vestido de novia estaría confeccionado en “tul delicadamente bordado, mangas largas transparentes, cuerpo ajustado con cintura definida y rufles de gasa deshilachada adornando escote y puños” En la falda se crearía un efecto de doble capa, con una segunda gran falda de organza de seda naciente en la cadera. Para completar este look sobrio y moderno, Juana Rique imagina a la novia “velada por un fino tul de seda y chantilly bordado con cristal y nácar”, pelo recogido desenfadado (como hemos visto tantas veces lucir a Meghan) y alguna de las tiaras pertenecientes a las joyas de la Casa Real Inglesa.

 

Imaginando cómo será el vestido de novia de Meghan Markle.

©Diseño y boceto original de Lucía de Miguel

El vestido de novia de Meghan Markle
según LUCIA DE MIGUEL.

“Meghan tiene un estilo muy personal, es elegante y sencilla. Me parece fundamental que cualquier novia –incluso si es de la realeza– se sienta cómoda, con un diseño que encaje con su personalidad a la perfección” Por eso la diseñadora Lucia de Miguel apuesta por que Meghan Markle elija un vestido de novia “muy suyo”, con el que quizás marque la diferencia en la hemeroteca de icónicas royal brides.

Su propuesta para vestir de novia a la futura duquesa de Sussex se inspira en la absoluta sofisticación de una princesa del siglo XXI: “un elegante escote barco acabado en pico, espalda semi-descubierta, mangas ranglan en un delicado encaje artesanal bordado con hilo de seda y falda en crepé de seda con mucha caída”.

 

Imaginando cómo será el vestido de novia de Meghan Markle.

©Diseño y boceto original de Belén Barbero (Beba’s Closet)

El vestido de novia de Meghan Markle
según BEBA’S CLOSET.

“Creo que apostará por un vestido elegante con un punto regio, pero nos sorprenderá dándole un toque moderno y rompedor”. Este es el pronóstico de Belén Barberos, diseñadora del atelier madrileño Beba’s Closet, y con estas premisas ha diseñado para Meghan Markle un vestido en dos piezas con el que “combinar en un solo diseño la frescura y naturalidad de la actriz, pero con la magnitud y formalidad que supone una boda real”.

Para la ceremonia religiosa que se oficiará en la Capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor, Beba’s Closet ha ideado un sobrevestido de inspiración camisera en tul bordado blanco roto y cola de tres metros de largo para buscar ese efecto majestuoso. Para rematar, y como detalle joya, el tul iría bordado a mano en hombros y puños en hilo y piedra azul noche, blanco y cristal. “El color es una de las señas de identidad de nuestra firma y en este caso jugamos con colores más sobrios que se adecuan a las circunstancias del evento, pero que, al mismo tiempo, aportan un toque rompedor que simbolice la juventud y nuevos aires que su llegada puede suponer en la familia real británica”.

©Diseño y boceto original de Belén Barbero (Beba’s Closet)

Para la posterior fiesta se retiraría el sobrevestido (para que la novia “se sienta más libre y pueda lucir su espectacular figura”) dejando ver un segundo vestido de novia entallado confeccionado en crepe y con generoso escote V tanto delantero como en la espalda. “Hemos visto –apunta Belén Barberos– en diversas ocasiones a la futura duquesa luciendo lazos en sus estilismos, de ahí nuestra propuesta de rematar el look de la fiesta con un lazo–cinturón de tafeta azul noche con detalles bordados que aporten riqueza y profundidad a un vestido más sobrio y moderno”.

 


Así hemos jugado a imaginar, junto a estos cinco diseñadores españoles, cómo sería el vestido ideal de Meghan Markle para su boda real con el Príncipe Harry de Inglaterra. Un diseño en el que todos resaltan la personalidad moderna y sencilla de la novia.

¿Crees que su vestido nos sorprenderá?
¿Cuál de estas propuestas te ha gustado?

 

Copyright ©Todos los bocetos son diseños originales e inéditos cuyos derechos de autor están protegidos por la ley. Queda prohibida su copia, parcial o total, así como cualquier reproducción o distribución sin consentimiento escrito.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *