Vestido de novia de Rafael Urquizar · Foto, Mireia Cordomi

Cierto es que en los últimos años el concepto de las bodas ha ido cambiando tímidamente. La oferta se ha multiplicado, y el sector se ha dado cuenta que debía flexibilizarse. Trabajando para que cada boda sea diferente y única. Sin embargo, con los tiempos que corren, es necesario que el sector se adapte -aún más- a todos los bolsillos.

En eBay Anuncios se ha identificado que durante el primer trimestre de 2012 todos los anuncios relacionados con bodas, desde la compraventa de vestidos de novia a contratación servicios, trabajos o espacios, han aumentado un 85% en relación al mismo período del 2011. Este dato es muy significativo, y justifica el hecho que cada vez más parejas se salen de los canales convencionales para la organización de su boda, y recurren a los anuncios clasificados online como herramienta básica para encontrar y  comprar aquello que necesitan para su enlace.

Uno de los anuncios más recurrentes es la venta del vestido de novia. La tradición de guardar indefinidamente el vestido de novia en el armario parece que tiende a agotarse, y es que si no eres demasiado fetichista el ahorro queda más que justificado. Si en una tienda de calle el precio del vestido oscila entre los 1.600€ -según el estudio de consumo “Coste de una Boda”, 2011- quienes revenden sus trajes lo hacen generalmente a unos precios muy por debajo de la media.

Vestido de novia {Foto, cortesía de Mireia Cordomi}

El atractivo de los clasificados online –explica Luis Fidalgo, responsable de comunicación de eBay Anuncios- es la posibilidad de buscar los vestidos que se venden cerca de donde se vive. Eso facilita que las mujeres puedan verlos en persona y probárselos antes de comprarlos. Eso es lo que recomendamos desde eBay Anuncios”.

Además, también pueden encontrarse en eBay múltiples servicios asociados a las bodas: DJ, peluqueros, animadores para los más pequeños y material de diversa índole para decorar y ambientar.

La verdad es que toda alternativa low-cost, que nos permita ahorrar parte del presupuesto la aplaudimos. Reciclar, reinventar y los proyectos DIY (hazlo tu misma) son tendencias cada vez más a la orden del día, siempre con la premisa de hacer una boda única y original que refleje la esencia de la pareja.

Vosotras qué opináis…

¿Venderíais vuestro vestido de novia o, al contrario,
compraríais un vestido de novia de segunda mano?

 

Fotos, cortesía de Mireia Cordomi

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *