Slow travel : Barbara Cortes honeymoon planner

Seguro que más de una vez, y de dos, has regresado de un viaje más agotada y estresada de lo que te fuiste al principio. Viajes maratonianos planeados al detalle en los que has visitado la mayor cantidad de destinos posibles en pocos días. Viajes en los que te has olvidado (porque no has tenido tiempo) de curiosear, de deleitarte en los detalles, de conectar con el entorno. Te invito a descubrir que una alternativa es posible: slow travel.  

Slow travel es un concepto de viaje que hará que desconectes de tu agitada vida diaria y reconectes contigo misma; una forma de viajar más consciente y responsable que busca la autenticidad y, en definitiva, el disfrutar de los pequeños placeres y que da como resultado una experiencia más placentera y significativa. El objetivo del viaje no es sólo visitar un lugar, sino descubrirlo e integrarse en él, en su paisaje, en su cultura. Disfrutar el viaje en sí mismo.

¿Y qué te parecería si te digo que voy más allá y he creado el término slow honeymoon para las lunas de miel? Sin lugar a dudas, estoy convencida que una luna de miel es el viaje ideal para practicar y beneficiarte de la filosofía slow (wedding).

Si te apetece apostar para vuestro viaje de novios por vivencias auténticas, genuinas y enriquecedoras, a tu ritmo, ya sea en una moderna capital, en un destino exótico o en un pueblo remoto, este nuevo concepto de luna de miel es para ti. Para inspirarte te traigo algunas propuestas de destinos para tu slow honeymoon.

– COSTA AMALFITANA (Italia).
‘Road trips a la italiana’, o cómo disfrutar sin prisas de este país por carreteras secundarias y enrevesados caminos que conducen hasta sorprendentes obras de arte, joyas del Patrimonio Mundial, encantadores lagos entre montañas o bodegas deliciosas. Recorrer los coquetos pueblos de “La Dolce Vita” a bordo de una Vespa, un descapotable o un barco es una experiencia que nunca olvidarás.

 

– DESROCHES ISLAND (Seychelles).
Una de las islas remotas más vírgenes y bellas del mundo. Con 14 kilómetros de playas solitarias y bosque natural, constituye un auténtico refugio ‘top’ romántico para la aventura y la relajación absoluta. Un destino realmente idílico que te enamorará.

 

– CUIXMALA (Jalisco, México).
Un pequeño paraíso junto al Pacífico salpicado de villas con piscina, jacuzzi y terrazas con cubiertas de palapa. Se trata de un territorio protegido donde habitan cebras, jaguares y garzas y que es poseedor de una familiar granja orgánica. Esta propiedad posee también tres playas privadas ideales para acoger picnics, organizar fiestas o, sencillamente, gozar del maravilloso paisaje.

 

Slow travel : Barbara Cortes honeymoon planner

– RESERVA NATURAL PRIVADA DE TIMBAVATI (Mpumalanga, Sudáfrica).
Adyacente al Kruger National Park, y junto a una charca frecuentada por gran variedad de animales, el alojamiento ‘Kings Camp Private Game Reserve’ fue construido como primer destino de turismo ecológico en la zona. Sus cenas junto al fuego en la inmensidad de la sabana y bajo el cielo estrellado, y los masajes en su Tsala Spa son poco menos que memorables.

 

– COMO SHAMBALA ESTATE (Bali, Indonesia).
Extraordinario centro de bienestar integral inmerso en la exuberante jungla y a solo 15 minutos de Ubub, el corazón cultural de la isla. Es sobre todo un lugar de increíble belleza en el que reina el silencio y en el que su filosofía aboga por ayudarte a encontrar el equilibrio perfecto entre mente, cuerpo y espíritu a través de una experiencia de aprendizaje intensa y personalizada. Sus terapias asiáticas y su cocina healthy son un lujo para los sentidos.

¿Has elegido ya destino para tu slow honeymoon?
Artículo, Bárbara Cortés (Honeymoon Planner)
para Tendencias de Bodas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *