Esto es un poco raro para mí, porque me cuesta un montón ser la protagonista de un post y más de una foto o dos. He elegido la playlist más pachangosa a ver si mi cuerpo se pone en modo ‘fiestaaaa’ porque la verdad que un poco de rubor y nostalgia si que tengo. Así que vamos pa’llá “que la cosa suena raaaa Scooby Doo pa pa”… y hoy tenemos que celebrar.

#unAniversario10

Primero, antes de entrar en tema que me voy a enrollar seguro. Quiero dar las ¡¡¡GRACIAS!!! a Rodolfo Mcartney que es un liante profesional y me empujó a realizar estas fotos antes de que me arrepintiera; a la fotógrafa Olga Vallejo por su paciencia (que yo soy cero fotogénica), risas y estas fotos; a Juan Carlos de Oui Novias, que nunca me dice que no aunque lo llame con 9 horas de antelación (agradecimiento extendidísimo a ti Rebeca por mi MUAH); y, por supuesto, a La Parra que me cedió su coqueto espacio para la sesión. Y esto no es un patrocinio, es mi gratitud a gente maravillosa que se presta a hacerte las cosas fáciles, divertidas, profesionales y por que sí… Ah, por cierto, voy con el conjuntazo que me hizo Juana Rique el año pasado para ir al desfile de Pronovias así de guapísima, y que me he vuelto a poner como tres veces más y al que no le había hecho ninguna foto bonita (aunque la modelo sea yo). ¡Gracias Juana Rique! Sois lo más y yo ya me he quedado a gusto =D

Cumplo 10 años como wedding blogger
y lo vamos a celebrar juntos.


 

Fotografía, ©Olga Vallejo

 

Aclaro, que luego nos conocemos, que celebro 10 años como wedding blogger a título personal como Keyla Díaz G., editora de Tendencias de Bodas Magazine & Blog sí, pero mucho antes ya me había adentrado en el mundo ‘bridal’ a través de Diario de Bodas. Este fue el primer blog de España dedicado a las bodas –por ende yo fui la primera blogger del sector– y aún sigue abierto aunque no activo con actualizaciones (vamos, que puedes pasar y comprobar). Eso sí, Tendencias de Bodas celebra también este año su 7º aniversario, que se dice pronto.

Ayer mismo visitaba Diario de Bodas y me leía el último post que publiqué con motivo de mi adiós a esa etapa (el nombre de ‘diario’ nunca le quedó tan bien), y me sorprendí a mi misma viendo que muchas de las cosas que escribí hace 6 años siguen estando vigentes en mi esencia. Hoy mismo me leía una muy buena entrevista publicada en Desfici Magazine (que más que un artículo es como un libro de auto-ayuda, sin ánimos de ser peyorativa, plagado de reflexiones brutales), y al final exclamé un “joder Keyla, si es que siempre lo has visto así”. Vale, seguro no estás entendiendo un carajo pero intentaré aclararme, y si te lees los dos post que menciono (AQUÍ y AQUÍ) me irás pillando.

Más allá de mi reflexiones, este aniversario
lo vamos a celebrar juntos y
hacia el final del post te cuento cómo :D


 

Empecé mi primer blog de bodas el 14 de febrero de 2008 (la fecha es casualidad pura) y siempre cuento que fue mi padre el que me metió en esto. Ser blogger en aquella época era algo de raritos, de pocos, de unos cuantos. Sin pretensiones ni expectativas. Sin Twitter ni Instagram ni marcas fijándose en las blogger y Youtube en pañales. Y algo muy dentro de mi sigue siendo esa blogger hippie o de la vieja escuela que odia estar pendiente de likes, algoritmos, egos, competitividad, invitaciones, cupcakes, rankings y blablabla. ¡Sólo quiero hablar de bodas a mi manera! ¡Mostrar las tendencias, lo que descubro, lo que aprendo! ¡Sentirme orgullosa de hacer de las slow wedding una tendencia!… ¡Y hacer de todo esto y más mi profesión!

Para mí, ser prescriptora de tendencias no es ir a la caza de la foto más espectacular para compartir en Instagram, que reporte miles de likes y que acompañe de un comentario sin más, emoticonos y hashtags. Obvio, claro que me encantaría, sería mentira decir lo contrario en plena era de las redes sociales. Y ojo, que eso tiene su arte, que ganarle la partida a algoritmos y gustos caprichosos tiene su savoir faire de buscar bien y con buen gusto. Pero eso no es para mi. Yo adoro descubrir vestidos y colecciones, reconocer un diseño y saber de quién es, recordar cada colección que sale en pasarela, intentar acordarme del nombre de ese tejido o la palabra para describir una puntada. De admirar a diseñadores, fotógrafos, wedding planners, floristas y a mucha gente del sector. Disfrutar de la historia tras cada boda real, de ver la sonrisa en los novios sin importar qué tan ‘Pinterest’ o ‘Vogue’ sea su boda. De cansarme de ver mil tartas de bodas todas iguales, de admirar perpleja como un fotomatón es lo más novedoso para unos novios o invitados, y de gritar “vuelve la paniculata” aunque jamás se haya ido.

De saber y apostar porque una boda es todo de lo que hablo y, en el fondo, es algo más básico: AMOR.


 

Fotografía, ©Olga Vallejo

 

¿Entiendes lo que quiero decir? Mi trabajo, y tu trabajo, no es tener miles de likes en una red social: ¡Nuestro trabajo es crear! Y nuestra responsabilidad como ‘adultos’ dentro de las redes sociales es saber valorar qué respaldamos con un like o con un comentario (‘engagement’ significa compromiso, y un algoritmo no podrá jamás medir el engagement real tras la pantalla). Hoy la atención está en ellas, las RRSS, pero hace diez años ni existían… y dentro de otros tantos más jugaremos con otra nueva plataforma de expresión, de encuentro, de globalización… Por que en el fondo, no son más que una herramienta. Lo importante será poder ser libres para elegir dónde y cómo queremos estar, sin que ello nos condicione ni limite.

Y si eres un novio, tu búsqueda será tan sólo de inspiración (y todo esto te importe un pepino), porque quieres encontrar esa idea que represente tu gustos y qué poner el día de tu boda. Por cierto, queridos novios…

¿Habéis oído hablar de nuestra filosofía ‘slow wedding’? ¿Y de nuestra inspiradora revista? ;D


 

Fotografía, ©Sara Costa

 

#ylovamosacelebrarjuntos


 

“Vale Keyla, pero ¿cuándo vas a sacar la tarta?”…. jajajaja. Si esta frase es más o menos la que te pasa por la cabeza, no desesperares que por fin llega el momento de celebrar juntos mi 10º aniversario como wedding blogger.

“¡Scooby Doo pa pa! Y el pum pum pum. Y la cosa suena…”

Y la cosa va a ir así. Durante las próximas cuatro semanas, cada jueves, publicaré dos post y dos fotos en Instagram con dos super sorteos. ¿A qué mola? He liado la manta a varias marcas de esas que me encantan –y te encantan– y han accedido encantadísimas a colaborar para celebrar con quienes han hecho y hacen posible este aniversario: ¡Vosotros!

Serán dos marcas por semana en dos sorteos individuales, y podrás apuntarte a todos los que quieras. Esta noche a las 20:00 horas (o ahora, según cuando leas esto) publicaré los dos primeros sorteos y el próximo miércoles diré los ganadores. Al siguiente jueves, dos nuevos sorteos. Y así hasta que lleguemos al 14 de marzo… Que habrá que ponerle un fin a la celebración, y a este post :D

Un beso,

Keyla

Comments

  1. Eres grande Keyla!!! La plataforma o herramienta, como tu dices, da igual. Tu personalidad y forma de hacer las cosas es lo que te hace grande!!! Por otros diez años de poder disfrutar de tu estilo personal e inconfundible. Enhorabuena!!! Un besazo

  2. Felicidades Keyla no solo por los 10 años y los otros muchos más … sino por ser como eres ! Hace mucha falta gente como tú en este mundo tan de color rosa ! Besazos del equipo Vintage

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *