La presencia de tocados en las bodas es un hecho innegable al que todas, en mayor o menor medida, nos hemos rendido irremediablemente. Con el paso de los años, este complemento ha ido cogiendo fuerza y ocupando un lugar protagonista que tanto, por otra parte, merece. Se habla del accesorio estrella. El protagonista de la fiesta. Y ahora que su presencia es una realidad en cualquier celebración. Yo ya sólo imagino novias tocadas, con impresionantes pamelas, canotiers, lazos y flores, muchas flores. Por eso, si te casas, no des por cerrado tu look de novia sin antes darle una oportunidad a tu cabeza. Porque hay un tocado para ti. Hay un tocado para cada novia.

Imagino una novia de campo, algo salvaje con un toque muy auténtico. Un precioso vestido de novia de encaje con manga larga, unas desenfadadas alpargatas y un precioso tocado tipo diadema cargada de hojas y flores. Delicadeza con un punto decadente, romanticismo en estado puro, belleza etérea y delicada. Una boda familiar e íntima celebrada a la luz del día, llena de detalles como ese pequeño grupo de músicos amigos del novio tocando en directo. Mesas largas de madera y sillas metálicas de diferente procedencia dando un aspecto de lo más acogedor y diferente.

Además, buscamos inspiración en 8 de nuestras firmas favoritas donde encontrar un tocado (y hasta 24) de novia perfecto.


 

Tendencias en tocados para novias.
Tendencias en tocados para novias.
Tendencias en tocados para novias.

Tocados y pamela de ALIAL

 

Tendencias en tocados para novias.
Tendencias en tocados para novias.
Tendencias en tocados para novias.

Tocados de CHERUBINA

 

Tendencias en tocados para novias.
Tendencias en tocados para novias.

Tocados y pamela de TOCADOS DEMI

 

Tendencias en tocados para novias.
Tendencias en tocados para novias.
Tendencias en tocados para novias.

Tocados de CANBELLA

 

“Ya sólo imagino novias tocadas, con impresionantes pamelas, canotiers, lazos y flores”


 

También, imagino una novia roquera que no olvida el lado romántico en su día más especial con unas horquillas o peinas con un punto cañero. Una boda al caer la tarde, con esa luz tan característica y propia del momento. Una novia especial y diferente con un vestido vaporoso que se funde con el ambiente urbano en el que, por cierto, se mueve como nadie.

Y cuando el buen tiempo llega para quedarse, imagino una novia tropical o bohemia con una pamela de rafia de esas que dejan sin habla a los asistentes. Un enclave único para un momento único, una novia que sabe lo que quiere y pisa fuerte sin mirar atrás. Piñas, palmeras, mucho colorido y ese aire exótico tan apetecible en el que sólo está permitido disfrutar. De esta forma no hay duda: “¡Sí, quiero!”

Y, por último, imagino una novia vintage con clara inspiración en los años 30, muy fiel al estilo de Wallis Simpson en su boda con Eduardo VIII, Duque de Windsor. ¿Os acordáis? Pelo corto, vestido de terciopelo con una gran historia detrás, mangas abullonas, cuello a la caja y un precioso tocado con velo rejilla (o birdcage veil). Una novia sofisticada y sin límites a la hora de pensar en su look. Una novia nada común que no renuncia a su estilo para un día tan especial. Como debería ser. Siempre.

Tendencias en tocados para novias.
Tendencias en tocados para novias.
Tendencias en tocados para novias.

Tocados y pamela de BEATRIZ NATMAR

 

Tendencias en tocados para novias.
Tendencias en tocados para novias.
Tendencias en tocados para novias.

Tocados y pamela de RITA VON

 

Tendencias en tocados para novias.
Tendencias en tocados para novias.
Tendencias en tocados para novias.

Tocados de LIA TERNI

 

Tendencias en tocados para novias.
Tendencias en tocados para novias.
Tendencias en tocados para novias.

Tocados de MARTINA DORTA

 

Y tú,
¿Qué novia (y qué tocado) te imaginas?

 

Foto portada, Sara Lobla
Tocado, Alial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *