La idea del corsage, como no, viene importada de Estados Unidos y se utiliza en las bodas como detalle floral para las madrinas y damas de honor. Sin embargo, nosotros te la proponemos como una idea práctica, cómoda y alternativa para las novias que no quieren –o pueden, por alergias u otros motivos– llevar un ramo de novia al uso.

Un corsage no es más que un pequeño arreglo de flores que se ata a la muñeca, y puede confeccionase con flores naturales o con flores de tela, como este modelo de Les Cocons, que nos ha enamorado totalmente:

Corsage con dos flores de seda,
una camelia y un clavel,
en nude y negro.


 

Foto, cortesía de la firma

Comments

  1. Federica, muchas gracias.., lo miraré..

    Y que decirte Keyla, senzillamente detalle extraordinario.. No lo encuentro en cada boda que hacemos, pero cuando los veo puestos (sobretodo en la muñeca) me parece un detalle de lo más femenino y dulce de los que veo..

    Gracias Keyla por tenernos al dia..!!

  2. Que genial idea, cuando era niña lo veía en las pelis de fiestas de instituto americanas y siempre pensé que algún día un chico me pondría uno. :)

  3. Os presento a mi diseñadora de tocados de cabecera, la mía y la de todas mis amigas y hermanas….
    Se llama Cristina, la descubrimos por casualidad y siempre nos hace piezas fabulosas…
    Os dejo su blog!!!
    Además organiza meriendas para probarse tocados en panda! Son geniales!!

    http://petit-cristi.blogspot.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *