Ya en el artículo ‘La música de tu boda: ni clásica ni conservadora’ planteamos el por qué no elegir para la boda un repertorio más actual y más en sintonía con tus gustos personales. Un concepto, el de siempre elegirlo según tus gustos, que seguimos manteniendo incluso a la hora de plantear el programa musical de una de las partes más solemnes de toda boda: la ceremonia matrimonial religiosa. Y para hablar de música con propiedad contactamos con la soprano María Arozamena, quien nos ha dejado sus diez consejos para elegir la música que sonará en la ceremonia religiosa de vuestra boda.

1/10. La música en una ceremonia religiosa.
A pesar de lo que a priori se cree en una ceremonia religiosa se pueden interpretar estilos musicales muy diferentes, desde una pieza de ópera, góspel o jazz a una banda sonora, pasando por cualquier canción religiosa, del cancionero popular o versión pop; las posibilidades son infinitas. Lo habitual es que el programa musical para una ceremonia religiosa sea heterogéneo y variado: un Ave María, un aria de Händel o de Mozart, tal vez una canción de Sarah Brightman, Andrea Bocelli o ‘Memory’ de Barbara Streisand para el musical Cats.

2/10. Consensuar el programa musical.
Algo importante de entre los preparativos de la boda es consensuar, o cuando mínimo consultar, el programa musical que tienes en mente para la ceremonia religiosa con el párroco o rabino que oficiará el enlace; contar con su aprobación y recomendaciones no solo te ayudará en la elección de las piezas musicales, también será una muestra de respeto con su iglesia.

3/10. La música para la liturgia.
La celebración de la liturgia del matrimonio condicionará algunas de las piezas musicales del repertorio, ya que en ciertos momentos de la ceremonia es preceptivo tocar y/o cantar himnos y piezas de naturaleza religiosa. Por ejemplo, en una boda católica durante el ofertorio debe sonar el Ave María de Shubert, y entre lecturas se suele entonar un Aleluya o una canción como ‘How beautiful are the feet’ de El Mesías de Händel.

4/10. La entrada de la novia.
La entrada de la novia es uno de los momentos más especiales y esperados de la ceremonia, en donde toda la atención de los asistentes –y del propio novio– se centra en ella. Si te hace especial ilusión disfrutar de una canción determinada, este será un buen momento. Elige una pieza que sea realmente inolvidable y que acompañé a la perfección la expectación de ver entrar a la novia; la pieza clásica preferida de siempre es la ‘Marcha nupcial’ de Felix Mendelssohn, pero también puedes elegir alguna no religiosa. Por ejemplo, Meghan Markle hizo su empoderada e inolvidable entrada a la Capilla de San Jorge del Palacio de Windsor bajo las notas de ‘Eternal Source of Light Divine’ de Handel.

5/10. En una ceremonia católica…
Durante la comunión (sacramento de la eucaristía), que se da en las bodas celebradas con misa, es uno de los momentos perfectos para escuchar música. En el repertorio clásico hay muchas piezas especialmente escritas para ese momento como ‘Panis angelicus’ de Cesar Franck o ‘Agnus Dei’ de Mozart; pero también tiene cabidas canciones como ‘Amazing Grace’ de Elvis Presley (que tiene distintas versiones, de la ópera de Il Divo al reggae & blues de Aretha Franklin).

6/10. La entrada del novio.
En la mayoría de las bodas, casi por defecto, se descuida la entrada del novio a la ceremonia a quien muchas veces le toca entrar en una iglesia prácticamente vacía, bien porque no se ha programado protocolarmente su entrada o bien porque los invitados siguen fuera a la espera de la novia. Acompañar este momento con música y con la misma ilusión por parte de los invitados (quienes deben esperar siempre en sus asientos), hará que el novio no pase sin más relevancia. Si se quiere mantener un repertorio clásico, el novio puede entrar con la ‘Marcha del Príncipe de Dinamarca’ de Clarke o bien optar por alguna canción instrumental de banda sonora.

7/10. Una pieza musical especial.
Aunque parezca que el repertorio musical de la ceremonia de bodas tiene mucha formalidad por la liturgia, lo cierto es que también se puede aprovechar para dedicar una pieza a los padres, madres o un familiar especial; incluso para recordar a alguien que ya no esté con vosotros. Elige esa canción que tanto gusta a esa persona e inclúyela por sorpresa en el programa de la boda, Así lo hizo por ejemplo la novia del vídeo compartido más arriba que interpretó ‘Quiéreme’ de Alexa Ramos junto a un coro rociero para sorpresa del novio y de todos los asistentes.

8/10. Durante la firma de los novios.
Es habitual que al (casi) finalizar la ceremonia religiosa los novios y sus testigos procedan a la firma del acta matrimonial. En muchas ocasiones los invitados salen de la iglesia al llegar este momento (otros permanecen dentro para poder hacerse fotos con los recién casados), pero lo cierto es que la firma puede ser tan especial como el resto de la ceremonia si se acompaña la espera con música. En la boda real del Príncipe Harry y Meghan Markle este fue uno de los momentos mágicos gracias al chelista Sheku Kanneh-Mason que interpretó ‘Sicilienne’ de Maria Theresia von Paradis y ‘Trois mélodies, Op. 7, Nº 1 Après un rêve’ de Gabriel Fauré.

9/10. La salida de los novios.
Este es el momento culmen de toda ceremonia de bodas, en donde los novios hacen su salida pletóricos como recién casados. Si bien muchos invitados esperan fuera de la iglesia para lanzar arroz o confeti a la pareja, este momento bien puede ir amenizado con una canción especialmente elegida y que invite a la alegría y buen rollo; desde un ‘Salve Rociera’ del folklore popular al gospel de ‘Amen, This Little Light Of Mine’ interpretada por Sam Coocke, o la ‘Marcha nupcial’ (si no se ha elegido para la entrada de la novia, claro), cualquiera de las versiones de Wagner o Mendelssohn son perfectas.

10/10. Elige un repertorio musical que te guste.
Si no te gusta una canción, no la elijas sólo porque alguien te la ha recomendado o porque sea parte de una tradición. Medita sobre las opciones que se te presentan, pues para cada momento de la liturgia hay distintas piezas y formas de interpretarlas que encajan muy bien. Escucha las recomendaciones y déjate asesorar por los músicos que tocarán en la ceremonia, y si no conoces una pieza búscala en Spotify, escúchala y elige lo que más te guste de verdad.

Comments

  1. La música en una boda es de lo más importante (para mi), os dejo unas referencias con música para cada momento de la boda.
    Se pueden escuchar!
    Música para la ceremonia civil –> : Entrada novia, entrada novio, lecturas, alianzas, salida de los novios.
    Música para el convite de la boda –> : Entrada novios, corte tarta, entrega de ramos, vals.
    Espero que os sirvan de ayuda!!

  2. Hola,
    Quisiera aportar con todo respeto mi comentario. Soy músico con muchos años de trayectoria, y veo que hay una cierta tendencia a poner «cualquier tipo de música» en las bodas, religiosas como civiles. Como si la boda fuera una película o algo así.
    Es una pena, porque el evento se vulgariza de una manera tremenda. Estoy de acuerdo con los curas sobre elegir muy bien qué y cuándo: si te casas en la iglesia es que crees en Dios y haces una celebración desde el corazón.
    En la ceremonia civil, lo mismo.. qué tiene que ver Mozart con Il Divo? Los Beatles con Haendel y Vivaldi?
    Para mí es muy simple: en la iglesia, música religiosa, despojada, coherente con el ritual, pero BIEN TOCADA/CANTADA.
    En la ceremonia civil: elección más libre pero homogénea, nada de saltar de un estilo al otro, y BIEN TOCADA/CANTADA.
    En el cóctel: easy listening q va del jazz, bossa, soul, r&b suave, músicas de mover la cadera un poquito, BIEN TOCADA por supuesto… y luego a bailar con el DJ…
    Pero siempre que los músicos afinen bien (sobre todo los cuartetos de cuerda), toquen bien y suenen bien ensayados, que las cantantes tengan voz agradable y cálida y no desafinen…
    Saludos!
    http://www.gracielalopez.es

  3. Hola, es lindo escuchar en una boda diversidad de canciones, los vals, las canciones de ceremonias pero en la fiesta es igual de importante saber escoger que música será la que amenizará el gran evento, en mi boda después del baile nupcial, di una sorpresa, muy exclusiva, sin dudas original y emotivo, en una pantalla grande puse un video que había hecho de los momentos románticos que tuve con mi novio y el fondo musical era una canción personalizada con datos reales míos y de mi novio, lo dejo como una idea para una boda, les aconsejo ver la web CancionesParaBodas.

  4. Si aún estás buscando la música ideal para tu ceremonia de boda o para la recepción de invitados, piensa en la opción de contratar un trio o cuarteto de cuerda. Los cuartetos de cuerda son ideales si necesitas darle un toque de elegancia y clase a tu boda. Aquí puedes ver un montón de cuartetos de cuerda para bodas y pedir presupuestos gratis:

    guía de cuartetos de cuerda

    Un saludo.

  5. Gracias por los consejos. Planificar una boda no es fácil. Me gusta lo que dice el artículo. A través de la música podemos sorprender gratamente a nuestros seres queridos. ¡Qué buena idea! Me gustaría hacer esa en mi boda.

  6. En el caso de contratar músicos en vivo es fundamental escucharlos tocar antes de contratarlos, para no llevarse sorpresas, siempre optar por músicos profesionales.
    Y disfrutar de la planificación que también es parte de la boda.

Responder a Sofia Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *