Voy a empezar por la conclusión, y es que este año la alfombra roja –o por ser precisos, la alfombra rosa– de los premios Goya del cine español, ha estado repleta de vestidos que me encantan. De hecho, son tantos que elegir sólo diez ha sido difícil. Al final, si me surgían dudas entre un par de diseños la balanza se tornaba por aquel que estuviera firmado por un diseñador español. Una elección chauvinista, lo sé. Pero llevo desde los Goya del 2013 reivindicando más presencia de la moda española en esta gala, así que debía ser congruente yo también.

A estas alturas seguro ya te has hartado de ver artículos y listas con las mejor y peor vestidas de los Goyas 2015. Y la verdad no sé si esta pequeña elección es de las mejor o peor, simplemente son los que a mi me han gustado. No creo que poner a competir a las actrices sobre una alfombra roja según sus aciertos o errores estilísticos –que al final siempre están condicionados por nuestros gustos personales, salvo verdaderos sinsentidos– sirva para mucho, la verdad.

En el tintero de esos vestidos de fiesta que me han gustado, pero cuya foto no aparece finalmente en esta selección, están el Stephane Rolland bicolor blanco y negro magistralmente lucido por Nieves Álvarez; el Cavalli Atelier blanco de Bárbara Lennie o el impresionante Jean Paul Gaultier que Aura Garrido llevó con absoluta clase. Y de diseñadores nacionales, el Tot-hom azul eléctrico de Ana Belén o el vestido con capa de Sybilla que llevó Elena Anaya, entre otros. Por cierto, que Lorenzo Caprile y Tot-hom fueron dos de los nombres que más se repitieron sobre la alfombra roja… o fucsia o rosa.

Entre mis favoritos de mis propios favoritos, sin duda el vestido lencero con flores cual jardín de ninfas de Alberta Ferrati para la actriz Macarena Gómez; el sueño en tul gris de Marco & María que llevó Ángeles González Sinde, actual presidenta de la Academia del Cine Español; y ese precioso vestido lila de cuello halter cruzado con grandes flores de The 2nd Skin Co para una impresionante Dafne Fernández. Y estos tan sólo son tres de los diez vestidos ideales para invitadas de boda de la alfombra de los Premio Goya.

Úrsula Corbero con vestido de Teresa Helbig.

 

Macarena Gómez con vestido de Alberta Ferreti.

 

María León con vestido de Fernando Claro.

 

Juana Acosta con vestido de Carolina Herrera.

 

Dafne Fernández con vestido de The 2nd Skin Co.

 

Clara Lago con vestido de Ulises Mérida.

 

Leticia Dolera con vestido de Dolores Promesas.

 

Hiba Abouk con vestido de Nicolás Vaudelet.

 

Ángeles González Sinde con vestido de Marco & María.

 

Ingrid García con vestido de Lorenzo Caprile.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *