¡Lo que nos encantan las bodas y más sin son de película! Qué sería de nosotras (y ellos) sin esos planes de tardes de sofá y manta devorando series y películas. Como una buena, cursi y pastelosa comedia romántica. Esas donde los protagonistas se enamoran de tal manera que rozan lo absurdo o que están llenas de clichés nupciales. Nos gustan, nos entretienen y hasta nos hacen suspirar.

Te proponemos 11 películas románticas con un hilo conductor en común: ¡Las bodas! Algunas quizás ya las hayas visto, otras quizás aún no. Siempre hay un buen momento para disfrutar de un día de relax pre-boda en casa (sola, en pareja o con amigas), con palomitas y una película romántica. La excusa ya te la estamos dando, ahora te toca elegir entre nuestra cartelera.

11 películas románticas, cursis y con bodas para disfrutar de una tarde ‘slow bride’


 

Bodas de películas
Bodas de películas

1/11. CUATRO BODAS Y UN FUNERAL
Four weddings and a funeral, 1994.

De esas que te das cuenta de que todos tus amigos empiezan a casarse y temes quedarte como el solterón del grupo… Este es el punto de partida de ‘Cuatro bodas y un funeral’, una de las mejores películas románticas de los 90. En una de las bodas a la que el grupo ha sido invitado, Charles (Hugh Grant) conoce a Carrie (Andie Macdowell), una americana de la que se enamora a primera vista. Esa noche la pasan juntos, pero no vuelven a verse; tendrán que esperar a la siguiente boda en la que Carrie le presenta a su prometido.

Cuatro bodas y cuatro vestidos de novia diferentes, donde el más llamativo es el de la protagonista. Un vestido de novia que nos deja ver aún los coletazos de la moda de los años 80, combinado con una torera joya de manga corta realizada en pedrería.

 

Bodas de películas

2/11. LA BODA DE MI MEJOR AMIGO
My best friend’s wedding, 1997.

¿Quién no ha visto ‘La boda de mi mejor amigo’? Y seguro que en más de una ocasión. Julianne (Julia Roberts) es la dama de honor del enlace de su mejor amigo (Dermot Mulroney) con Kimberly (Cameron Diaz). Tres días antes del enlace se da cuenta de que él es el amor de su vida, desencadenando así toda una serie de divertidas situaciones. Todo acompañado de una banda sonora fantástica.

En esta producción destaca un vestido por encima, incluso, del de la novia: el vestido lila de Julianne, un diseño con original escote mixto (cuello halter y hombros caídos) y silueta sirena realizado en raso con detalle en el escote en un tejido glitter. La verdad es que Julia Roberts se veía guapísima con ese vestido.

 

Bodas de películas

3/11. PLANES DE BODA
The Wedding Planner, 2001.

Una de las películas que más popularidad ha dado a la figura de las wedding planners, clichés incluidos. Mary Fiore (Jennifer López) es la más prestigiosa organizadora de bodas de San Francisco. Está tan ocupada en hacer realidad los sueños de los demás, que no tiene tiempo para ocuparse de su propia vida. Un día, por casualidad, conoce a un apuesto médico (Matthew McConaughey) que le salva la vida y del que se queda prendada. Lo malo es que será su próximo cliente.

Con este telón de fondo es lógico que haya varios vestidos de novia. Desde un vestido de tirantes finos y cuerpo de encaje lucido por Bridgette Wilson-Sampras, otra de las actrices del reparto, hasta bridal look de la protagonista con un vestido de novia en seda salvaje, cuello barco, manga francesa con detalles de botones y falda lápiz, acompañado con un sombrero pastillero con velo de tul.

 

Bodas de películas

4/11. MI GRAN BODA GRIEGA
My big fat greek wedding, 2002.

Este mismo año (2016) se ha estrenado la segunda entrega de ‘Mi gran boda griega’, así que, qué mejor opción que ver la primera. Una comedia divertida donde no pararás de reír con las tradiciones de la familia Portokalos.

Toula (Nia Vardalos) se enfunda en un vestido de novia de cuerpo ajustado, manga francesa con hombreras abullonadas y falda princesa cargado de encaje y pedrería. Un vestido recargado en toda regla que acompaña de un excesivo velo y collar de perlas tipo gargantilla con varias vueltas. Vamos, un despropósito de estilismo nupcial (que nos recuerda a los looks más ochenteros) que hace aún más divertida la historia.

 

Bodas de películas
Bodas de películas

5/11. 27 VESTIDOS
27 Dresses, 2008.

¡Dama de honor en 27 ocasiones! Este bien es el resumen de esta película protagonizada por Katherine Heigl, quien da vida a Jane, la eterna dama de honor en la boda de sus amigas, pero nunca la novia… Hasta que por fin llega su turno. La película nos ‘regala’, sobretodo, una variedad de vestidos de damas de honor a cada cual más rocambolesco y divertido que tendrán un gran protagonismo en la boda de la protagonista (Una simpática forma de vengarse de sus amigas, ¿no crees?).

 

Bodas de películas

6/11. EL DÍA DE LA BODA
The wedding date, 2005.

Otra comedia romántica ñoña pero bonita es ‘El día de la boda’. Está basada en el libro ‘Asking for Trouble’ de la escritora Elizabeth Young. ¿El argumento? Kat (Debra Messing), una soltera de Nueva York, tiene que ir a Londres para asistir a la boda de su hermana con el que fuera su novio. Como no está dispuesta a presentarse sin pareja, decide contratar los servicios de un apuesto acompañante masculino (Dermot Mulroney) y presentarlo como su novio.

Para su boda, la hermana de la protagonista (interpretada por Amy Adams), elige un sencillo vestido de novia de satén con un toque lencero, escote pronunciado con doble tirante y espalda al aire, acompañado de llamativa tiara de piedras.

 

Bodas de películas

7/11. SEXO EN NUEVA YORK: LA PELÍCULA
Sex and the city: The movie, 2008.

¡Cuántos ratos buenos nos han dejado las chicas de ‘Sexo en Nueva York’! Un título perfecto para disfrutar con amigas. Sobre todo, la primera de las películas, cuando Carrie Bradshaw (Sarah Jessica Parker) anuncia su boda con Mr. Big… y la cosa se tuerce.

Su primera elección para casarse sería un vestido de novia de Vivienne Westwood en color marfil con corsé de escote corazón y falda de capas asimétrica y sabullonada, complementado con un excéntrico tocado de plumas azules y velo de tul marfil. Sin embargo, la elección final (luego de esa maravillosa segunda pedida de mano que nos regalan) fue un sencillo conjunto de sastrería vintage, formado por chaqueta entallada y falda midi, perfecto para una boda civil. Un look de alta costura firmado por Dior que resaltaba a la perfección uno de los hitos de este estilismo: los zapatos azul klein de Manolo Blahnik.

 

Bodas de películas

8/11. LA BODA DE MI NOVIA
Made of honor, 2008.

Michelle Monaghan y el guapísimo Patrick Dempsey protagonizan esta romántica película en la que los dos amigos se aman en silencio. Todo gira en torno a una inesperada boda escocesa, donde Hannah toma la surrealista decisión de nombrar a Tom su ‘dama de honor’. La protagonista se enfunda para la ocasión en un vestido de novia bastante clásico en palabra de honor, cuerpo drapeado y falda de mucho volumen, con torera de encaje y un recargado moño. Pero, la trama te va a sorprender con un segundo vestido de novia mucho más sencillo y sofisticado.

 

Bodas de películas

9/11. GUERRA DE NOVIAS
Bride Wars, 2009.

Emma (Anne Hathaway) y Liv (Kate Hudson) son dos amigas incondicionales desde la infancia que han soñado siempre con casarse el mismo día y en el mismo lujoso Hotel Plaza de Nueva York. Una ilusión que no podrán compartir, ya que sus bodas coincidirán en el tiempo, lo que desencadenará toda una serie de desencuentros entre las amigas.

Para sus respectivas bodas, las dos protagonistas se decantan por vestidos de novia de Vera Wang. El primero, el vestido de novia de Hudson es una creación muy romántica de escote corazón, falda con mil capas de tul y cintura marcada con fajín malva de terciopelo. Y el segundo, lucido por Hathaway, un modelo de estilo vintage asimétrico, de cuerpo ajustado terminado en falda abullonada de tafetán.

 

Bodas de películas
Bodas de películas

10/11. CREPÚSCULO: AMANECER (PARTE 1)
The Twilight Saga, 2011.

Una de las escenas más esperadas de la saga Crepúsculo, es el sello de amor a la historia entre Bella Swan (Kristen Stewart) y Edward Cullen (Robert Pattinson): su boda.

Para esta boda de cuento los estilistas de la película eligieron para Bella un vestido de novia de Carolina Herrera haute couture realizado en satén, muy sencillo por delante, pero de espectacular espalda transparente y encaje chantillí francés con hilera de 152 botones. Preciosas las mangas, también con detalles de encaje. Un look de novia muy actual, que se completaba con una tradicional peina de plata sujetando el velo.

 


La siguiente película romántica…

Sí, te hemos dicho que seleccionamos 11 películas románticas (y con bodas) para disfrutar de un día ‘slow bride’, pero lo cierto es que sólo te hemos dado diez títulos. El último queremos que nos lo propongas tú =D

Comments

  1. “La boda de mi mejor amigo” es sin duda, una de mis favoritas. Bues listado para pasar unas cuantas tardes divertidas. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *