Imagina abrir un cajón y encontrarlo repleto de hermosas flores de tela, de todos los tipos, tamaños y colores. Flores dispuestas a dejarse usar por la imaginación. Flores dispuestas a formar parte de un hermoso y exclusivo tocado o corona, de un singular boutonniere, de un exuberante broche o de cualquier otro complemento y accesorio que puedas imaginar.

Ahora imagina encontrar la inspiración en la naturaleza y pasarte las horas reproduciéndola en forma de flores de seda, organza, tul… incluso flores de cera, como ha hecho Beatriz Natmar para una de sus últimas colaboraciones para la diseñadora Teresa Helbig. Y es que lo suyo es trabajar con sutileza cada flor, creando de forma totalmente artesanal cada pétalo, cada hoja y cada pistilo. Sin duda, el trabajo de Beatriz Natmar es toda una nueva taxidermia que busca conservar la belleza de las flores imitándola con sus manos. De ahí lo de llamarla taxidermista de las flores.

El año pasado, durante mi visita ‘bridal’ a Barcelona, tuve ocasión de conocer a Beatriz, y conocerla es darte cuenta que su trabajo respira la misma delicadeza y serenidad que ella trasmite. Sus flores de tela no sólo son bellas, también son versátiles. Con ellas puedes dar vida a cualquier tipo de aplique de flores (para cinturones, broches, etc.) a tocados; y es aquí, en los tocados donde las flores de Beatriz Natmar cobran mayor protagonismo.

Fotos, ©Nuria Cienfuegos cortesía de Beatriz Natmar.

 

Fotos, ©Nuria Cienfuegos cortesía de Beatriz Natmar.

 

Beatriz Natmar conserva la belleza de las flores imitándolas artesanalmente. Flores de tela que cobran vida en tocados para novias e invitadas.


 

Sutiles, bellos, elegantes y versátiles también son características de los tocados y accesorios de pelo de Beatriz Natmar, ya que una misma pieza permite múltiples combinaciones, posiciones y agrupaciones. Sí, resulta que hay vida más allá de la posición clásica de una corona de flores sobre la frente.

De Beatriz Natmar y sus flores puedo continuar diciéndote mil cosas, porque me resultan tan bonitas, tan delicadas, tan especiales y tan eternas (¡Sus flores no se marchitan!), que si pongo un calificativo más no me vas a creer. Su taller está en Barcelona, pero trabaja y envía sus flores a todos los rincones de España, así que no cortes en contactarla y contarle tus ideas para que ella pueda convertirla en hermosos tocados de flores de seda.

Fotos, ©Nuria Cienfuegos cortesía de Beatriz Natmar.

 

Fotos, ©Kiss and Chips cortesía de Beatriz Natmar.

 

Las flores de Beatriz Natmar para la diseñadora Teresa Helbig.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *