Solemos preocuparnos en exceso por todas las cosas cotidianas, así que pensar que no lo haremos con los preparativos de la boda es un absurdo. Hasta que no te toca organizar tu propia boda no imaginas la vorágine de información, opciones, opiniones, ideas y toma de decisiones en la que se entra y que pueden llegar a ser una locura. Quieres que todo sea especial y eso abruma. Te angustia no llegar a todo o que no salga como lo tienes planificado. Preocupaciones que no hacen más que consumir tu energía y que no dejan que disfrutes del presente, que es justo el momento en el que estás… y en el que debes estar al 100% para no perdértelo.

Entonces, ¿Cómo hacer para dejar de preocuparte por las cosas que puedes controlar? ¿Qué hacer para empezar a disfrutar de la organización de tu boda?. Apunta, porque de la mano de BodaMás, el servicio de bodas de El Corte Inglés, te damos los siguientes consejos que te permitirán dejar de lado el estrés para centrarte, de forma efectiva, en los preparativos y disfrutar del momento tan ilusionante que estás viviendo.

5 consejos de mindfulness para novios con los que dejar de lado la preocupación y el estrés para disfrutar de los preparativos de la boda.


 

Foto, cortesía ©Paula G. Furió para Tendencias de Bodas.

1/5. Renuncia a la perfección.

Sabemos que hoy en día estás expuesto a un exceso de información e ideas maravillosas… ¡Y las quieres todas! Pero tener mil ideas o cientos de rincones deco no definirán el éxito de tu boda. Es necesario aprender a reconocer cuándo algo es suficientemente bueno, para así poder avanzar y no ‘llenarte’ de cosas que realmente no son –o tienen por qué ser – necesarias en tu boda.

Lo dice nuestro decálogo para una slow wedding: Puedes elegir, prescindiendo o añadiendo, pero siempre puedes elegir.

 

2/5. Evita procrastinar.

Sentir que no se avanza con los ‘to do’ de la lista puede ser frustrante, ya que tan sólo ves cómo se acumulan aún más los temas pendientes. La mejor herramienta para no procrastinar es utilizar listas de tareas cortas y fechas límites. Llevar una agenda compartida con tu pareja también es una buena idea, y no sólo para estar al día de los preparativos y cosas por hacer sino porque además os permite involucraros a partes iguales.

Foto, cortesía ©Paula G. Furió para Tendencias de Bodas.

3/5. Reconoce que no tienes el control de todo.

Es imposible controlarlo todo en esta vida, y es estupendo que así sea. Permítete actuar ante los imprevistos de una forma flexible y resolutiva. Querer tener todo controlado –y perfecto– es precisamente lo que hará que te estreses y enfades cuando no tengas el control de una situación, y estos dos sentimientos no ayudan ni a ser resolutivos ni a saber dejar en anécdota cualquier imprevisto. Tan sólo déjate llevar y estar. Disfruta con y de los preparativos; sin prisas y con mucho cariño.

 

4/5. Distingue entre responsabilidad y culpa.

Cuando algo no salga como esperabas, en lugar de echarte la culpa por ello usa tu responsabilidad. No te presiones. El día de la boda vas a ser feliz, incluso contra cualquier mal pronóstico del tiempo o retraso en la hora. Mantén firma tu motivación y focalízate en las soluciones y en las alternativas. No vamos a banalizar tu ilusión e implicación con la organización de tu boda perfecta y soñada, tan sólo te recordamos que por encima de todo… ¡Sé feliz!

Foto, cortesía ©Paula G. Furió para Tendencias de Bodas.

5/5. Expresa lo que sientes.

Es muy importante comunicar nuestras emociones en todo momento. Es una forma de ver que no todo es tan negro ni dramático como parece. ‘Bridezilla’ es el término coloquial que se utiliza para definir a esas novias que están fuera de control y que terminan siendo una pesadilla para ella mismas, sus parejas, sus familiares y proveedores. Y aunque no hay un término para los novios ya mismo podemos llamarlos ‘Groomzilla’ porque también podéis perder los nervios. Y ninguno de los dos queréis convertiros en un monstruo nupcial, ¿cierto?.

Tener clara las prioridades y recordar lo que es realmente importante (¡Que os casáis!) será clave para no perder el rumbo (ni la ilusión), ni antes ni durante el día de la boda.

 


Fotografías de ©Paula G. Furío exclusivas para Tendencias de Bodas Magazine.
Editorial ‘Slow wedding’ publicada originalmente en el Nº09 Tendencias de Bodas Magazine, nuestra revista impresa. Prohibido su uso o reproducción sin nuestro consentimiento escrito. Todos los derechos reservados.

Comments

  1. Muchas novias (por no decir todas) tendrían que leer este post y tener claro que su boda no es lugar ni para preocuparse ni ponerse de los nervios. Una boda está hecha para disfrutar, y más si es la tuya. Es supercomprensible todos los nervios y por todo lo que pasan en toda la preparación, pero bueno, creo que lo más difícil de nuestras novias es asumir que no existe la perfección y que no se puede controlar todo, puntos importantes que has nombrado. ¡A ver si con el tiempo las novias disfrutan más y se estresan menos!

    ¡Un saludo!
    Carla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *