Suena a título de película de ciencia ficción. Y quizás un poco lo sea. El covid-19 apareció y lo trastocó todo, desde las ilusiones de querer casarnos hasta cómo hemos tenido que afrontar las pérdidas. Vamos hacia una “nueva normalidad”, como le han llamado las autoridades españolas (y la verdad es que odio un poquito la expresión), tan incierta como esperanzadora y viceversa. Por que sí, deseamos ya recuperar nuestra libertad de movimiento y nuestra forma de entender la vida, pero también debemos ‘aprender’ –incluso diría que entender– que el virus aún sigue entre nosotros, y si no es el coronavirus podría ser pronto cualquier otro, por lo que hay actitudes que sí que deberíamos cambiar y nuevas costumbres que sí deberíamos aprender. Por ejemplo, la más inmediata: el uso de las mascarillas.

Vamos al lío, que veo amanecí con la ilusión un poco en mínimos y algo más densa de lo habitual. Culpa quizás de leer el Boletín Oficial del Estado (BOE), que es denso como el solo. Oye, que si le pusiera un par de puntos de interlineado a los textos mi presbicia lo agradecería. Pero más allá de mi tono personal, el tema que te inquieta, que te atormenta y que te perturba (Sí, acabo de parafrasear a Esperanza Gracia) sobre cómo se van a celebrar las bodas durante la desescalada del estado de alarma sigue en el mismo punto de semanas atrás. Poco varía de cara a la Fase III y la respuesta a “¿Podré celebrar mi boda?” sigue sujeta a esos “depende” y de vuestra decisión personal.

No me voy a enrollar mucho escribiendo –aunque no lo parezca, jajaja– porque las bodas en fase III sólo cambian en aforo, que se amplía, y en una luz verde tenue para la barra libre. De resto, te invito a leer ‘Así serán las bodas durante la fase II de la desescalada en España’ donde te planteo los posibles escenarios, las restricciones, los ‘depende’ que deberías responder y las opciones que sí que hay para celebrar un boda en tiempos de coronavirus.

Editorial 'Before/After' de Tendencias de Bodas

Fotografía, ©Padilla & Rigau para Tendencias de Bodas Magazine
Vestido de novia, Marta Martí / Pendiente, Sandra Palomar / MUAH, Oui Novia / Tartas, The Sweetest Lab

 

El BOE Nº153 en su Orden SND/458/2020 de 30 de mayo 2020, entre las disposiciones de aplicación de la fase III del ‘Plan para la transición hacia una nueva normalidad’ del Gobierno de España, estable las siguientes medidas para la celebración de boda:

– FASE III: Ceremonias nupciales.

“Las ceremonias nupciales podrán realizarse en todo tipo de instalaciones, públicas o privadas, ya sea en espacios al aire libre o espacios cerrados, siempre que no se supere el setenta y cinco por ciento de su aforo, y en todo caso un máximo de ciento cincuenta (150) personas en espacios al aire libre o de setenta y cinco (75) personas en espacios cerrados.

Durante la celebración de las ceremonias se deberán cumplir las medidas de higiene y prevención establecidas por las autoridades sanitarias relativas al mantenimiento de la distancia social, higiene de manos y etiqueta respiratoria”. (Cap. II / Art. 10).

 

– FASE III: Celebración de la boda.

“Las celebraciones que pudieran tener lugar tras la ceremonia y que impliquen algún tipo de servicio de hostelería y restauración, se ajustarán a lo previsto en el capítulo IV”. (Cap. II / Art. 10).

Y lo que dice este capítulo sigue en la línea de las medidas impuestas en la Fase II y que hablamos al detalle AQUÍ, sobre todo en cuanto a medidas de distanciamiento social y espacio interpersonal, higiene de manos y etiqueta respiratoria, así como la disposición de las mesas, etc. Tan sólo se flexibiliza el número de posibles invitados y la apertura de la barra de bebidas (pero no la fiesta con DJ y discoteca). El cóctel sigue restringido, ya que sólo se permiten emplatados individuales y monodosis.

La celebración de la boda seguirá siendo posible sólo con una comida o cena, siempre sentado en mesa, con una distancia de 2 metros entre mesas o agrupaciones de mesa. Un aforo del 50 % para espacios cerrados y del 75 % en terrazas y espacios al aire libre. Y la novedad: “Estará permitido el consumo en barra siempre que se garantice una separación mínima de dos metros entre clientes o, en su caso, grupos de clientes” (Cap. IV / Art. 18). ¿Y cuántas personas son ese «grupo de clientes»? ¡Veinte!

 

– FASE III: Desplazamientos y viajes.

Los desplazamientos entre provincias en fase III (y que estén en distintas fases) sigue limitado a motivos sanitarios, profesionales o familiares para el cuidado de personas mayores o dependientes. Vamos, no para ir de boda.

Y la luna de miel la podrás hacer sólo dentro de tu provincia. Por ejemplo, ¿qué tal te va el turismo rural? Porque sí que se promueven las «actividades de turismo activo y de naturaleza», y la verdad es que tenemos lugares increíbles que visitar, así como para una primera luna de miel.

Al final un poco de positividad si que tengo hoy ;D

Actualización: El domingo 21 de junio se acaba el estado de alarma en España, y con este todas las restricciones de movilidad nacional. Mientras que las fronteras internacionales se van abriendo ya, principalmente con países del espacio de Schengen y de la Unión Europea.

 


Si aún no te ha quedado muy claro qué se puede hacer en una boda en fase III, comparto estas gráficas creadas por la APBE, Asociación Profesionales Bodas España que lo resumen muy bien.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Fase 3 El día de la boda

Una publicación compartida de A. Profesionales Bodas España (@asociacionprofesionalesbodas) el

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *