Si estás ya pensando y buscando qué peinado lucir el día de tu boda, ¡espera!. Primero tienes que leer este post. Una pequeña guía con cinco consejos o claves a tener en cuenta para elegir tu peinado de novia; y que te ilustro con nuestras fotos exclusivas de backstage con algunas de las propuestas de peluquería vistas en la pasarela de la Barcelona Bridal Fashion Week.

Peinado en melena suelta natural texturizada vista en el desfile de Inmaculada García.
(Foto, cortesía ©Sara Frost)

1/5. Tu estilo personal.

Antes de elegir el peinado para tu boda es importante que te sientes a reflexionar sobre tu propio estilo y lo que te gusta y lo que no. El estilo de tu vestido de novia también tendrá mucho que decir. No existen ‘normas’ para el peinado de una novia. Lo más importante es que te identifiques con tu look y te sientas tu misma. Por ejemplo, si te encanta llevar siempre el pelo suelto y te favorece muchísimo no tienes por qué pensar en lucir un recogido para la boda; ya que aun y cuando hay sinfín de estilos de recogidos, la boda no es el día para que experimentes con un look con el que no te sientas segura.

Ahora bien, ¿te encantan los años 50 y el bridal look clásico y atemporal de Grace Kelly? Entonces sí, anímate por un recogido en moño italiano desenfadado o un moño bajo pulido. ¿Eres una novia más ‘casual’ y quieres un look boho chic? Prueba con las ondas imperfectas o algún semirecogido en trenza. Pero si tuvieras dudas sobre qué peinado elegir, confía en tu peluquero/ra quien sabrá asesorarte y aprovecha la prueba previa que se les hace a las novias para probar, valga la redundancia, distintos peinados. Pero recuerda, nunca optes por uno que, aun cuando te veas guapa, no vaya ni con tu personalidad ni con tu look de novia.

Recogido en moño bajo trenzado y acabado pulido visto en el desfile de Rosa Clará.
(Foto, cortesía ©Leo Tornev)

2/5. Tu cabello.

Admitámoslo. No todas tenemos pelazo, ni largas melenas o un pelo fácil de peinar. Hay un mundo de diferencia entre el cabello grueso, rizado, fino, liso… corto, media melena, largo… y sinfín de combinaciones que hacen de nuestro cabello algo muy particular, tanto que puede llegar a determinar el tipo de peinado que nos podemos hacer.

Si tienes un pelo muy fino puedes considerar, por ejemplo, llevar extensiones de pelo que serán una gran aliada para crear cualquier tipo de peinado. También puedes probar con algún semirecogido trabajado con los productos adecuados para aportar textura y volumen; mientras que si optas por llevar el pelo suelto elige texturas más naturales y messy, que no se ‘caigan’ al poco. Y si tienes una bonita melena larga anímate a llevar el pelo suelto peinado con ondas al agua o recogido en una elegante coleta, bien de acabado pulido o con ondas. Dos opciones, aparte de ser muy cómodas, son de belleza clásica y permiten presumir de pelazo.

Las novias que llevan el pelo corto que no sufran, no hay por qué dejarse crecer el pelo sólo por la boda. Iras igual de divina luciendo desde una bonita melena estilo bob corto hasta un moderno corte pixie o una melena corta rizada o afro. La clave estará en trabajar muy bien el peinado, de una forma natural y desenfadada, y utilizar tocados que realcen el look ‘bridal’.

Melena bob corta peinada con ondas rotas visto en el desfile de YolanCris.
(Foto, cortesía ©Sara Frost)

3/5. Tu vestido de novia.

Sin duda alguna existe un peinado para cada vestido de novia… y para cada futura novia. Y como decía en el primer punto no hay ninguna norma para elegirle tu peinado, más allá del consejo de no dejarte guiar por las tendencias pasajeras, sino por tu estilo personal y del vestido que has elegido. Su corte, estilo, texturas, tejido y color (y el tipo de boda que estás organizando) te marcarán una dirección.

¿Llevas un vestido de novia con escote en la espalda y mucha pedrería? Sigue el estilo glamuroso y opta por un recogido bajo con acabado brillo. ¿Tu vestido respira aires folks con superposiciones de encajes, tules y guipur? Entonces los peinados de acabados ‘despeinados’ o messy te serán ideal. ¿Has ido a un atelier y te están confeccionando un romántico y vaporoso vestido? Elige un peinado como vistos este año en la pasarela: el recogido en trenza espiga o un recogido desenfadado también con moño en trenza.

Peinado de pelo suelto con ondas rotas y tocado con velo visto en el desfile de Marco & María.
(Foto, cortesía ©Leo Tornev)

4/5. ¿Velo o tocado?

O velo y tocado a la vez, que la opción de lucir ambos accesorios es perfecta. Pero sí, deberías plantearte qué tipo de accesorio para el pelo lucir y si así lo quieres (aunque la opción de no llevar nada también es viable). El tipo y estilo del tocado y/o del velo, la forma cómo se coloque, la sujeción que requiera y esa imagen que quieras trasmitir influirán en la elección de tu peinado de novia. Un pequeño puzzle que valdrá la pena armar para, finalmente, coronarte de novia.

En cuanto a los tocados no hay ninguna regla escrita, así que puedes jugar y probar todas las combinaciones que quieras. Lo importante es destacar el tocado dentro de tu look. Pero, así como referencia, las diademas, tiaras y maxicoronas funcionan muy bien en los cabellos sueltos; mientras que las peinas, horquillas, apliques y casquetes se llevan genial con los recogidos y las coletas.

El cuanto al velo de novia este sí que, según la forma cómo se lleve, determinará el peinado pues es fundamental su sujeción. Por ejemplo, para un velo catedral o tipo matilla los moños son los mejores. Para un velo pirata o tipo casquete la melena suelta es ideal, mientras que el velo tipo Juliet (el que llevó Kate Moss) funciona bien tanto con el pelo suelto como con recogidos. Un buen consejo es tener el velo para la prueba del peinado, así podrás ver todas las opciones que tienes y elegir la que más te gusta.

Peinado con coleta baja visto en el desfile de vestidos de novia de YolanCris Couture.
(Foto, cortesía ©Leo Tornev)

5/5. Tu boda.

Ya te lo he dejado caer, y es que el tipo de boda que estés organizando te ayudará a saber qué estilo de vestido de novia y de peinado te vendrá mejor. Una boda desenfadada en la playa, en una glamurosa villa frente al Lago Como, bucólica en una bonita finca o masía, con ceremonia en la Catedral de Sevilla o en una pequeña capilla del norte del país. Una boda de día, de tarde, de noche… con dress code de etiqueta, cóctel o sin ningún código de vestimenta.

Elegir un peinado acorde a tu tipo y textura de pelo es básico para evitar que se caiga a las pocas horas, de ahí la importancia de tener en cuenta la duración del enlace; más en las españolas, donde las horas de boda son infinitas y querrás verte bien de inicio a fin. Esto también aplica para tener muy en cuenta la época del año en la que te casas, porque, así como no querrás que se te derrita el maquillaje en verano, tampoco querrás que te suceda con el peinado. Opta siempre por un peinado con el que te sientas cómoda y te dure más allá de las temperaturas; un semirecogido siempre será más fresco que el pelo suelto en verano, mientras que una melena peinada con ondas dará glamour al invierno.

Pero recuerda, la única regla que debes seguir es que te identifiques con tu look de novia y te sientas tu misma sea cual sea el peinado que elijas.

 

Fotografías de ©Leo Tornev y ©Sara Frost exclusivas para Tendencias de Bodas Magazine.
Prohibido su uso o reproducción sin nuestro consentimiento escrito.
Reservados todos los derechos de autor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *