Largos días de sol, piel morena, buen tiempo garantizado… El verano es por excelencia la estación ideal para la celebración de bodas, con sus ceremonias en el jardín, banquetes al aire libre y noches bailando bajo las estrellas. Pero, realizar una boda en los meses estivales, bajo un sol inclemente y altas temperaturas (cuando no con notificaciones de ola de calor), puede suponer un desafío para las novias –e invitadas– que quieren mantener su maquillaje y pelo perfecto durante toda la boda.

Si te casas en cualquiera de los meses de mayor calor y tienes miedo a que tu maquillaje se derrita, o bien estás invitada a una boda en una zona donde la humedad sabes hará estragos en tu peinado, no dudes en probar estos sencillísimos trucos de estilista profesional para conseguir un look de belleza a prueba de las inclemencias veraniegas.

Backstage desfile de novias de Juanjo Oliva / Foto, ©Lazarina Photography

¡Mi base de maquillaje se derrite!

Esta puede ser una de las mayores preocupaciones, pues no hay nada peor que ir transfiriendo la base de maquillaje con cada simple roce o beso. La solución está en ajustar la técnica de aplicación para que así la base pueda soportar 30 grados y más; además de elegir una buena base de maquillaje, de larga duración y no grasa.

Empieza con una pre-base o un refinador de poros como el ‘POREfessional’ de Benefit. Este paso ayudará a que la base se adhiera mejor a la piel. Luego, aplica la base con una brocha o con una esponja tipo beauty blender y difumina bien para asegurar que se ha absorbido bien a la piel. El último paso –y más importante– es sellar el maquillaje con polvos traslúcidos que también ayudarán a prolongar su duración y controlar los brillos típicos de la zona T. Prueba el ‘Blot Powder’ de M.A.C Cosmetics de cobertura suave y acabado mate. También puedes usar un spray fijador de maquillaje como el ‘All Nighter’ de Urban Decay y retocarte con los polvos cuando sea necesario.

Backstage desfile de novias de Juanjo Oliva / Foto, ©Lazarina Photography

¡No me duran las ondas del pelo!

Otro de los grandes dramas de toda novia e invitada, porque tener un ‘bad hair day’ justo el día de la boda no es lo que más deseamos. ¿Y cuáles son los problemas? Dependiendo del tipo de cabello, unas tendrán el temido frizz o encrespamiento y en otras el peinado perderá forma rápidamente por ese exceso de calor y/o humedad.

En el mercado hay infinidad de productos para el cabello especiales para ayudar a evitar estos problemas estacionales, aunque no todos tienen las mismas propiedades y resultados, así que siempre prueba antes hasta dar con tu producto favorito. Trucos que funcionan bien para peinados con ondas son, antes de peinar, cepillar el pelo y aplicar una buena cantidad de laca flexible y antihumedad como las lacas de pelo ‘Garnier Fructis Style Bamboo’ o la ‘Luminous hairspray finish medium‘ de Moroccanoil. Luego, antes de marcar cada onda, aplicar un poquito más de laca antihumedad y, una vez acabado todo el peinado, cepillar las ondas bien y sellarlas con otra laca de alta fijación y protección contra la humedad como la ‘Control Force’ de Aveda. ¡Tú peinado no se atreverá a caerse!.

Backstage desfile invitadas de Academia Olga Gualtieria / Foto, ©Álvaro Gracia

¿Mi bonito maquillaje de ojos? ¡Ni media hora!

La grasa natural de nuestros párpados, combinada con el calor veraniego, puede llegar a ser una pesadilla para el maquillaje de los ojos. Por eso es clave aplicar antes que nada una pre-base de sombras por todo el párpado móvil y fijo, hasta el hueso orbital; así las sombras se adhieren al primer y no a la grasa de nuestra piel, evitando también esos grumos que a veces se acumulan en el pliegue del párpado.

Otro truco es aplicar el kohl o el lápiz de ojos antes de las sombras, de esta forma conseguimos que todos los productos se fijen a la piel del ojo consiguiendo que no se muevan, haga el calor que haga. Para acabar, asegúrate de usar una máscara de pestañas waterproof (por lo cual también será resistente al sudor) y tendrás un look que durará más horas de las que pensabas posibles.

Backstage desfile de novias de Pol Nuñez / Foto, ©Lazarina Photography

¡Tengo más brillos que la Navidad!

Un maquillaje con una piel glow y los toques de iluminador bien aplicados son preciosos y quedan genial en cualquier look de boda. Es ese brillo natural que genera nuestra propia piel –por causa del calor, el sudor o la grasa– la que deseamos evitar porque afean nuestro maquillaje y quedan fatal en las fotos de la boda, ¿a qué sí?.

Los polvos traslúcidos son ideales para ayudar a matificar la piel y evitar esos brillos de la zona T del rostro. Pero si aún así tus brillos son más que recurrentes o, por el contrario, son puntuales a lo largo de la jornada, hay un truco fácil de implementar y de llevar en el bolso, incluso en los clutch de fiesta más pequeños: Los papelitos antibrillo. Los encuentras de muchas marcas, desde las láminas de Deliplus (Mercadona), hasta las ‘Blotting papers’ de Bobbi Brown o las ‘Papier matifiant’ de Chanel.  En vez de aplicar capa tras capa de polvos, estos papelitos quitan el brillo sin que el maquillaje se vea afectado, de ahí que estos papeles secantes sean un producto estrella.

 


Con estos cuatro sencillos trucos vas a poder disfrutar de tu boda de verano y de tu maquillaje por igual. Pero, por si acaso el parte meteorológico cambia y pronostica “lluvias”, entonces toma nota de estos superconsejos para un maquillaje waterproof… y a pruebas de lágrimas.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *