Cuando pensamos en el menú de una boda inmediatamente se nos viene el vino a la cabeza, y no lo digo en sentido figurado. Es un hecho que el éxito de toda boda radica no sólo en la elección de exquisitos platos, también en su perfecto maridaje; pero ¿sabes cómo elegir el vino para maridar con éxito el menú?. ¿Y qué hay vida más allá del banquete para disfrutar de un buen vino durante una boda?. De la mano de las Bodegas Verum respondemos a estas dudas y algunas ideas más.

Los viñedos y bodedas Verum se encuentra en Tomelloso (Ciudad Real), y pertenecen a la familia López Montero quienes se dedican desde 1788 a la elaboración de vinos y destilados. En la actualidad, sus vinos poseen la certificación europea de “Productos de agricultura ecológica”, una vinicultura responsable que empieza con la selección de los racimos y granos de uvas procedentes de cultivos orgánicos; además, sus vinos han sido galardonados con diversas distinciones internacionales. Con estas referencias, nadie mejor que ellos para asesorarnos.

Del maridaje al ‘wine station’: 5 consejos e ideas para servir vino (y no sólo tinto) en la boda.


 

Foto, ©Raquel Benito / Producción, Happy Endings Barcelona

1/5. Un maridaje más allá de lo esperado.

«Vino blanco con los pescados y vino tinto para las carnes». No hay que ser tan simplista a la hora de maridar el menú de una boda, aunque si no te quieres complicar esa regla te servirá, pero realmente un buen maridaje busca el equilibrio –sin enmascarar– entre la comida y la bebida, y empieza, primero, por la elección de cada plato. Una vez confeccionado todo el menú, y en función de éste, elegirás cada uno de los vinos a servir. Tampoco te guíes sólo por el precio o por el nombre y/o su denominación de origen que te suena. Asesórate con el sumiller del catering y no tengas miedo a ir más allá de las normas básicas.

Efectivamente, el vino blanco marida muy bien con los pescados y con los platos ligeros; pero hay variedades que combinan mejor según la preparación del pescado o que incluso casan con platos de pasta fresca, carnes blancas, tablas de quesos (azules, manchegos) o con arroces, sushis, sashimis y mariscos. Lo mismo con el vino tinto, por ejemplo: el ‘MERLOT Vendimia Seleccionada’ marida muy bien con las carnes rojas y el cordero, mientras que para un plato de caza o con pato (típicos de las bodas de otoño-invierno) sería mejor elegir un ‘VERUM V Reserva Familiar’.

 

Foto, ©Sergio Armenteros (Por parte de la novia) / Producción, El Jardín & Co.

2/5. Reivindicando el vino rosado en las bodas.

Siendo nuestro país el tercer exportador mundial de vino rosado, ¿no es paradójico que nosotros mismos lo tengamos infravalorado?. Que si es sólo “cosa de mujeres” (frase para erradicar), que si no marida con nada, que si esto, que si aquello. Hay mucho mitos y mentiras extendidas en torno al vino rosado que va siendo hora de desterrar para darles su sitio en la mesa y en la boda. El vino rosado es altamente apreciado en países como Francia y Estados Unidos, y en España tenemos rosados de calidad que maridan perfectamente con arroces, salmón y pescados grasos.

El vino rosa también funciona muy bien para el cóctel de la boda.

 

Foto vía, nouba.com.au

3/5. El cava no es sólo para el brindis.

¡Elegirás un cava para poner con el postre!. Eso es lo seguro, pero ¿sabías que los cavas maridan también, y muy bien, con ensaladas, arroces o mariscos, por ejemplo?.

Tampoco hace falta relegar el cava sólo como copa de bienvenida o para el brindis de boda, si te gusta, este puede ser un buen acompañante tanto para los aperitivos como para el menú en general, tan sólo debes maridar bien sus variedades: cava brut, brut reserva, cava brut nature, cava semiseco o dulce. De hecho, perfectamente podrías maridar todo el menú de la boda sólo con vino espumoso. Una opción quizás arriesgada y muy sibarita, pero si buscas una diferenciación aquí tienes una idea. Contar con un muy buen sumiller te será fundamental si no conoces tanto del tema.

 

Foto, ©Cybele Buffile para Juanlu Rojano / Producción, Fresh & Wood.

4/5. Un ‘Wine station’ para el cóctel.

Una de las tendencias en catering para bodas que se mantiene es la que pasa por todo tipo de bufés, showcooking y puestos de comida y bebidas, que tiene la finalidad de ofrecer una experiencia a los invitados durante el cóctel. A ideas ya conocidas como la ’champagne station’ o los ’beer bath’ bien podemos añadir la oferta de un ‘Wine station’. Un rincón especial donde ofrecer una selecta elección de vinos tintos, blancos y rosados –cada uno a sus temperaturas idóneas– para que cada invitado pueda elegir y servirse a su elección. Pero no sólo es una idea para el cóctel, perfectamente puedes ponerla también para baile o momento chill out.

 

Selección de vinos de las Bodegas Verum.

5/5. ¿Y si regalas vino a los invitados?.

Pero no me refiero a comprar esas mini botellas de vino tan de moda en tiempos atrás, sino de comprar vinos selectos –en toda regla– para regalar a todos vuestros invitados o sólo a quienes sabes que lo van a apreciar. Aquí es donde podrás sacar tu lado de aficionado sumiller y elegir un vino local, con denominación de origen o especial, con el que sorprender con tu elección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *