Respira. Estos próximos minutos son para ti.

Vivimos en una sociedad tan acelerada, donde la inmediatez gobierna nuestras vidas y en la que hemos perdido la capacidad de esperar, que el movimiento ‘slow’ tenía que llegar. Por cierto, me encanta la primera acepción que la RAE da a esta palabra, “esperar: tener esperanza de conseguir lo que se desea”. Seguro que cada uno tiene su forma de entender la filosofía slow, personalmente para mí no es ‘vivir lento’, literalmente hablando, sino volver a saborear cada instante como si el tiempo se detuviera, volver a disfrutar de y con las cosas, volver a regalarte el simple hecho de estar, sentir, vivir. Lo imagino como esos domingos en los que te quedas en la cama hasta bien entrada la mañana, viendo como el sol se desliza por la ventana; y sabes que fuera el mundo sigue alocadamente, pero tú estás ahí, plácida, relajada, sin prisas. Feliz. Sí, feliz. No de esa felicidad eufórica sino de la felicidad intrínseca, esa que te hace esbozar una sonrisa sin motivo aparente. Eso también es felicidad.

Más allá de lo que se pueda creer una slow wedding no es un tipo o estilo de boda, es una filosofía. Es una forma diferente de entender tu boda: alegre, elegante, bohemia, festiva, romántica, íntima, sostenible, única e irrepetible. ¡Es celebrar el amor!.

¡Una slow wedding es tú boda!, esa en la que disfrutas de los preparativos (porque sí, te puedes perder entre tantas ideas, tantos consejos y opiniones) y de la celebración (porque no, no necesitas una boda yincana donde el timing esté milimétricamente planeado). Pero, sobre todo, una slow wedding es saber que puedes elegir más allá de cánones, protocolos, tendencias al uso o qué dirán. Con esa seguridad de hacer las cosas desde el corazón, sabiendo perfectamente lo que quieres, necesitas y buscas, y poniendo una sobredosis de entusiasmo para hacerlo realidad.

Y como buena filosofía, la nuestra, también tienen su decálogo.

#editorialMisterR: Esmoquin negro, Knack Men / Pajarita y pañuelo, Jose Zambrano / Gemelos, Tous
(Fotografía, Sara Frost para Tendencias de Bodas Magazine)

 

Decálogo de una slow wedding.


 

Regla 1

ORGANIZA UNA BODA HECHA
DESDE EL CORAZÓN.

 

Regla 2

BUSCA UNA FORMA DIFERENTE
DE ENTENDER TU BODA.

 

Regla 3

SIENTE QUE TODO LO QUE TE
RODEA ES ESPECIAL.

 

Regla 4

¡PUEDES ELEGIR!
PRESCINDIENDO O AÑADIENDO,
PERO SIEMPRE A TU ESTILO.

 

Regla 5

SUEÑA…
¡Y HAZ REALIDAD EL SUEÑO DE TU BODA!

 

Regla 6

DISFRUTA CON Y DE LOS PREPARATIVOS.
SIN PRISAS Y CON MUCHO CARIÑO.

 

Regla 7

DISFRUTA DE LA CELEBRACIÓN.
SIN YINCANAS Y TIMING MILIMETRADOS.

 

Regla 8

COMPARTE TU BODA SOLO CON LA GENTE
QUE TE QUIERE… Y QUIERES.

 

Regla 9

BUSCA INSPIRACIÓN Y NUEVAS IDEAS
EN TENDENCIAS DE BODAS MAGAZINE.

 

Regla 10

¡SÉ FELIZ, ES TU MOMENTO!

 

#editorialJane: Vestido de novia, Ramón Herrerías / Cesto de flores, Studio Floral / MUAH, Claudia de Anta
(Fotografía, Leo Tornev para Tendencias de Bodas Magazine)

 

#slowwedding

 


Este artículo fue publicado originalmente en la ‘Carta de la editora’ del Nº09 Tendencias de Bodas Magazine.
Texto de Keyla Díaz González. ©Todos los derechos reservados.
Fotografías de ©Sara Frost y ©Leo Tornev exclusivas para Tendencias de Bodas Magazine.
Prohibido su uso o reproducción sin nuestro consentimiento escrito.

Comments

  1. Sabios consejos! Como fotógrafo de bodas lamentablemente veo con frecuencia a novios nerviosos por cumplir con el timming, o porque todo salga al a perfección en el gran día.
    Cuando están relajados y dejan que todo fluya, disfrutan mucho más el maravilloso día. Esto también se refleja en las fotos, teniendo un resultado de mucha mayor calidad =)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *