Después de pasar un par de días conociendo la Ibiza Bridal Week, la feria nupcial de la isla, he cambiado totalmente el concepto que tenía sobre qué es una boda ibicenca. Y muy seguro a ti también te cambiará, porque si antes me quedaba sólo en la superficie –casi chiclé– del estilo ibicenco más popular que invita a celebrar una boda en la playa con todos los invitados vestidos de color blanco y la novia luciendo un vestido hippie chic con un muy probable velo pirata y alpargatas de cuña como complementos, ahora sé que hay una Ibiza para cada tipo de pareja.

Ibiza es playa, es lujo, es fiesta y noches en grandes discotecas; pero Ibiza también es campo, olor a lavanda a olivos, con largos días de verano… Es mucho de saber vivir y slow life… Es moderna, bohemia, hippie, rural, estilosa y siempre a la última en las tendencias… Es fundamentalmente blanca, pero también azul de mil matices, verde y llena de colores… Es vanguardia y a la vez es muy de tradición y costumbres… Así que dime, ¿cuál Ibiza elegirías para celebrar tu boda?.

Sin dudarlo yo elegiría para organizar mi boda la Ibiza mediterránea, payesa, de carácter local y moda Adlib. Con el lujo entendido como el arte de disfrutar del paisaje, del momento, del festejar, de la buena música y gastronomía isleña, de los largos días estivales que se viven sin prisas y en buena compañía. Así sería mi perfecta slow wedding ibicenca.

Fotos, cortesía ©Saskia Bauer

 

El sueño de diseñar y organizar una boda ibicenca según la Ibiza Bridal Week.


 

El Palacio de Congreso de la localidad de Santa Eulària acogió la II edición de Ibiza Bridal Week, que reunió a más de 80 profesionales y empresas de la isla relacionados con la celebración de bodas y ‘destination weddings’ (porque no olvidemos que la isla es uno de los destinos favoritos para los extranjeros) y a la que asistieron unas 4.700 personas entre público profesional y particulares. Una feria nupcial muy especial patrocinada por el Ayuntamiento de Santa Eulària y el Consell d’Eivissa y amadrinada por la diseñadora relevación del momento, la bilbaína Alicia Rueda, quien destacó la «gran profesionalidad» del evento, sus organizadores y participantes.

La feria mostró un amplio abanico tanto de proveedores como de propuestas para organizar y decorar una boda en Ibiza, que se dejaban ver en los diferentes estilos de los stand, la oferta de showcookings (como el de helados, #yummy) y foodtrucks de gastronomía, y en las distintas actuaciones que tenían preparado: desde música en vivo con coros góspel y piano bar, a espectáculos de zancudos, acróbatas, sirenas y más, mucho más.

Fotos, cortesía ©Saskia Bauer

 

Todas las empresas participantes han sido geniales, pero por resumir un poco la Ibiza Bridal Week destacaría el showroom de Adlib Moda Ibiza que por sí solo ya reunía a nombres abanderados de este estilo como Tony Benet, Ibimoda o Virginia Vald, entre otros; y los complementos artesanos y la joyería de autor como la de Belén Boheme y Carolina Orts. Celebraría una fiesta preboda en Es Caliu Ibiza, un restaurante mediterráneo ubicado en una casa payesa y con una carta exquisita; sustituiría el postre al uso por cualquiera –¡o todos!– de los carritos de crepes, palomitas, algodón de azúcar, helados con frutas y helados veganos de VOV Ibiza; hospedaría a los invitados en el idílico entorno del Hotel & Spa Can Curreu, les obsequiaría con cualquiera de los aromas de Campos de Ibiza; alquilaría uno de los botes Llaüt tradicional de Bohemian Boat Charters, bien para dar un paseo al atardecer o para llegar de forma original a la boda, y terminaría con una fiesta postboda en Bam-bu-ku.

Tampoco dudaría en poner la barra móvil The Fezz Van, una furgonetita de tres ruedas repleta de champagne y cava; convertir la boda en una más solidaria con la Fundación Vicente Ferrer que nos proponía contribuir en la construcción de una vivienda para una pareja de recién casados en la India. Y para la decoración: Tableset Luxury Rentals que ofrece un exquisito catálogo de vajilla y cristalería; Eiviss Garden que sorprendió con una impresionante guirnalda de flores, o el despliegue tropical de The Ibiza Wedding Planner junto a la repostería creativa de Sugar Chic Ibiza… Y mucho más que me estoy dejando en el tintero, pero eso quiere decir que la próxima edición no te la puedes perder.

Fotos, cortesía ©Saskia Bauer

 

La feria quedó inaugurada con una interesante mesa redonda en la que se habló, precisamente, del potencial que tiene Ibiza como destino para la celebración de bodas (‘destination wedding’) tanto para parejas nacionales como internacional. Moderado por Rodolfo McCartney, tuve el placer de participar y de hablar de la filosofía slow wedding de abanderamos en Tendencias de Bodas Magazine adaptada a esas bodas ibicencas, mediterráneas y payesas. Una charla con invitados y amigos junto a otros medios y wedding bloggers como Beatriz Molina de Telva, Wendy Vidal de Bodas de Cuento, Alba y Anna de A Todo Confetti y Tanit Llopard de All Lovely Party. La vicepresidenta segunda del Consell d’Eivissa, Marta Díaz, también estuvo presente inaugurando la feria resaltando el valor tradicional, artesanal y de calidad de la marca Adlib.

Aprovecho desde aquí para agradecer a la organización de Ibiza Bridal Week, al Ayuntamiento de Santa Eulària, el Consell d’Eivissa y a todas las empresas y personas que se implicaron para hacer de nuestra estancia en la isla una experiencia única y superespecial. 36 horas exprimidas al máximo conociendo sus costumbres, tradiciones, oferta nupcial y profesionalidad.

Fotos, cortesía ©Saskia Bauer

Comments

  1. Justo publiqué un artículo hace poco en mi blog hablando de lo que me gustaría poder fotografiar una boda en Formentera… Y cómo no, me encantaría también en Ibiza!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *