«Una boda íntima, algo diferente, en un lugar misterioso y lleno de naturaleza». Estas son las premisas con las que Con Velo y a lo Loco, quienes encabezan la organización de esta sesión editorial junto a un variopinto equipo de proveedores, han dado forma a este wedding inspiration bañado por una maravillosa luz (captada a la perfección por el fotógrafo Carlos Lance) y una muy buena pizca de locura.

El espacio elegido ha sido un invernadero vacío, cuyas ventanas tamizaban con una belleza especial la luz natural que bañan todas las escenas. Un gran espacio diáfano y con muy buena altura donde celebrar toda la boda, desde la ceremonia al baile, y conseguir esas distancias –que no distanciamiento– tan necesarias en los tiempos que corren. Un espacio que ha sido intervenido lo justo permitiendo así disfrutar de su arquitectura industrial, pero buscando los contrastes orgánicos, intimistas y románticos a través la decoración floral.

Fotos, cortesía ©Carlos Lance

 

Fotos, cortesía ©Carlos Lance

 

Los novios derrochan personalidad. Ella con vestido de novia de Otaduy y corona de estrellas, y él con esmoquin de chaqueta estampada.


 

Fotos, cortesía ©Carlos Lance

 

Fotos, cortesía ©Carlos Lance

 

Ephemeral Love nos propone la celebración de una boda alternativa, con un punto rebelde y a la vez orgánica, intimista y romántica.


 

En la decoración de este wedding inspiration conviven elementos industriales e inesperados para una boda con las escenas más tradicionales asociadas a la misma. Hablo, por ejemplo, del minimalista y original photocall creado con papel de embalaje, plástico sobre el suelo y una alfombra étnica que aporta calidez a la decoración; y del rincón chill out pensado para la fiesta, donde los neones iluminan el ambiente e invitan a «bailar, saltar, posar felices» y disfrutar del momento más loco del día.

En mitad de una de las naves del invernadero se instaló un hermoso arco de flores asimétrico que introduce la naturaleza, el color y el romanticismo a esta boda alternativa; y que volvemos a ver en la propuesta de decoración de la mesa con un espectacular jardín colgante, flanqueado por dos grandes lámparas de ratán, y mantel de musgo para realzar la estética orgánica. En el centro de la mesa, el pastel de boda salpicado de flores.

Fotos, cortesía ©Carlos Lance

 

Fotos, cortesía ©Carlos Lance

 

CRÉDITOS | PROVEEDORES

Organización y deco: Con Velo y a lo Loco / Flores: Carmen Gonzalez / Papelería: Girivinia Bodas Sostenibles / Menaje: Catering Cine / Mobiliario: Bodas V de Vintage / Escultura: Jaime Jurado / Lámparas: Ludisound / Neón: Lumier Soul / Tarta de boda: El Rey Gales / Maquillaje: Sandra Makeup / Peluquería: Oh La Lá Novias / Vestido de novia y zapatos: Otaduy / Ramo de novia y tocado: Grace Bridal Industries / Traje de novio: Hockerty / Zapatos novio: Manolo Ruiz / Modelos: Adrianna Kwiathowska y Lautaro Calle / Vídeo: Juanma y Julian / Fotografia: Carlos Lance.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *