Y decimos ‘novia’ pero también nos referimos a ti: la madrina de la boda, la madre de la novia, la orgullosa dama de honor o la invitada que quiere verse perfecta. Las mujeres vivimos eternamente a dieta, aunque sea en intención. Y ahora, de cara a la boda, quizás estás considerando perder unos pocos kilos de más, mantener tu peso ideal o, simplemente, empezar con una rutina saludable que te ayude a controlar el estrés de los meses previos a la boda. He aquí el “simple” “gran” dilema que toda novia –y mujer– afronta. Por eso hemos hablado con la nutricionista María Umpiérrez, quien nos ayudó a trazar una guía de supervivencia para afrontar la dieta de forma saludable.

Hay que admitir que Umpiérrez tiene razón cuando nos cuenta que “Muchas veces pretendemos hacer que nuestro cuerpo funcione de una manera extraordinaria: sin desayuno, saltándonos comidas o con comidas rápidas. Un error que cometemos olvidando que el cuerpo recibe a través de la comida el combustible necesario, esa dosis diaria de energía sin la que no seríamos capaces de realizar ninguna otra actividad. De ahí que sea fundamental, durante todo el proceso previo a la boda, seguir estas pautas que te permitan perder o mantener el peso de una forma saludable“.

Consejos de nutrición para novias.

Fotos, cortesía ©Myriam Beneyto

 

Guía de supervivencia para afrontar la dieta, previa al día de la boda, de una forma saludable.


 

1. ESTABLECE UNA META, que debe ser razonable y ajustarse a tus necesidades. Lo ideal siempre es recurrir a un dietista o nutricionista quien te ayude a alcanzar tus objetivos.

2. CREA UNA RUTINA DE EJERCICIO. Que debe ir siempre acompañada de un plan nutricional. Lo ideal sería una hora de ejercicio al día, por lo menos tres veces a la semana. Otorga a tu rutina de ejercicio la misma ilusión, importancia y prioridad como si fuera una de las muchas citas que tendrás en tu agenda para la boda.

3. NO TE SALTES LAS COMIDAS. Puede que estés todo el día fuera de casa de un lado a otro, así que llévate tu tupper o un snack y haz un parón para comer. No solo tu cuerpo lo agradecerá sino que evitará que cuando tengas esos momentos de ansiedad y/o estrés quieras saltar directo a la tarta de chocolate.

4. CREA UN GRUPO DE APOYO con amigos y familiares que te den ánimo en los momentos en los cuales te dan ganas de romper la dieta. Seguro te ayudarán a estar centrada en tu meta final.

5. CREA HÁBITOS DE ALIMENTACIÓN QUE TE HAGAN FELIZ. Dedícale especial atención al momento de la comida o de la cena. No revises tus correos, no veas la televisión, ni hables por teléfono. Sé consciente, saborea y disfruta de tu comida.

6. MANTÉN TUS HORAS DE SUEÑO, ya que dormir y descansar lo suficiente hace que tu plan de alimentación y de ejercicio funcione a la perfección. Tu cuerpo y mente necesitan un descanso, así que es preferible dejar a un lado el Pinterest y los blogs pasada la media noche y, como Cenicienta, irte a la cama.

7. NO OLVIDES TOMAR AGUA. El agua es el gran aliado de las novias. Tu cuerpo la necesita y tu piel lucirá radiante, manteniendo una buena hidratación.

8. TEN UN SNACK SALUDABLE EN CASO DE EMERGENCIA. Es normal que, estando de arriba abajo encargándote de los detalles de la boda, te pille un momento en el que necesites picar algo. Ten en tu bolso un snack saludable que puedas disfrutar sin que después sientas remordimientos.

9. OJO CON LO QUE ENCUENTRAS EN INTERNET. Existen demasiadas ambigüedades e información contradictoria sobre nutrición y dietética que puede hacer que te confundas. Es importante que no tomes como verdad absoluta la primera información que sale en tu buscador y que te asesores siempre por un especialista en nutrición.

10. NO TE DEJES LLEVAR POR LA FALSAS IMÁGENES. Es normal leer en revistas y blogs sobre dietas rápidas milagro que aseguran el éxito y ponen como ejemplo a celebridades. No te dejes llevar por estos artículos y tampoco por las imágenes de mujeres jóvenes y súper delgadas que sólo buscan que piquemos y nos creamos una realidad fuera de la normalidad.

11. NI DIETAS MILAGRO NI TIEMPO MILAGROSO. Si necesitas perder mucho peso, y no sólo ese par de kilos extras, debes acudir a un médico profesional quien te establecerá una dieta personalizada y hará un control y seguimiento rutinario. Recuerda que no hay dietas milagros en tiempo milagroso. Esto es un proceso lento y meticuloso igual que la organización de tu boda ¡Ponle la misma ilusión!

 

Este artículo fue publicado originalmente en el Nº05 Tendencias de Bodas Magazine.
©Todos los derechos reservados.

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *