Si te digo “Plan B para la boda” seguro piensas inmediatamente en el tiempo y en que podría llover ese día. ¿Cierto?. Pero los planes secundarios buscan prever cualquier situación e imprevistos que se pudieran llegarse a dar y buscarles solución… como que en lugar de lluvias lo que pronostiquen para tu boda sea una ola de calor. Así que no, no sólo necesitas un plan B si organizas una boda en el norte de España ni si celebras una boda de primavera u otoño. También lo necesitarás en los calurosos días de verano para no subestimar las altas temperaturas; porque, créeme, en días así los invitados no podrán pensar en otra cosa que en el calor sofocante.

Para ayudarte he recopilado 13 ideas refrescantes e hidratantes para servir en la boda. Pequeños gestos y detalles para el catering y las bebidas que podrás incluir a contrarreloj –o planearlos desde el inicio– con los que trazar tu perfecto plan B nupcial contra el calor.

 

Agua de sabores de Juicy Avenue / Calista One Summer Party.
(Foto, cortesía ©NewFrame)

– Hidratar, hidratar e hidratar.

En esos días de calor extremo mantenerse hidratado es fundamental para sobrellevar las altas temperaturas y evitar cualquier lipotimia. Especialmente los propios novios y novias, quienes por los nervios suelen olvidarse de beber e incluso de comer. Las ‘primeras horas’ de la boda son las más olvidadas, pues suele esperarse al cóctel para empezar con el festín.

Si te casas por la Iglesia ten en cuenta que el calor hará tediosa la liturgia para muchos invitados, y algo tan sencillo como repartir botellines de agua bien fría es un detalle que se agradecerá. Si la ceremonia la realizas en el jardín de la misma finca tendrás más libertad y podrás, por ejemplo, recibir a los invitados con un ‘welcome drink’ o poner una pequeña mesa de bebidas refrescantes. Ideas que, obviamente, son extensibles para repetir durante el cóctel de la boda y cuya clave está en la temperatura: de fresquita a muy fría.

1/13. Aguas de sabores.

Presentadas en bonitos dispensadores las aguas de sabores son muy buena idea en las bodas veraniegas para refrescar a los invitados antes de la ceremonia y durante el cóctel. El sabor más clásico es el agua con limón (que no limonada), a la que le puedes agregar también pepino y hojas de menta, pero también puedes elegir agua con sabor a piña y jengibre, pomelo y romero o frutos rojos, entre otros tantos.

 

Zumos naturales de Juicy Avenue / Calista One Summer Party.
(Foto, cortesía ©NewFrame)

2/13. Zumos naturales.

Si dar un simple sabor al agua no te convence, pide al catering que ponga a funcionar sus licuadoras y opta por deliciosos zumos de frutas naturales. Pueden presentarse en dispensadores para que cada uno se sirva o recién exprimidos y servidos en vasos tipo ‘take away’, por ejemplo. Lo importante es que sean de fruta fresca, de temporada y estén bien fríos.

 

Agua en envase sostenible de Agua en caja mejor.
(Foto, vía @aguaencajamejo)

3/13. Agua fresca.

Para ser buenos anfitriones no hace falta apelar siempre a grandes ideas. Como decíamos arriba, en días de mucho calor o de alerta por “ola de calor” ofrecer botellines de agua bien fresquita a la entrada de la Iglesia, a la salida de la ceremonia, incluso antes de subir al autobús, será un detalle que los invitados agradecerán para ayudar a mitigar la sed y el calor, sin tener que esperar hasta que de inicio el cóctel.

 

Bañera de cervezas de Moncho’s Catering.
(Foto, cortesía ©Robert Marcillas)

4/13. Cervezas bien frías.

Empezar el cóctel y abrir la primera cerveza de la tarde es el mejor ritual que pueden tener las bodas mediterráneas y de verano. La tendencia nupcial se decanta por originales puestos de cerveza bien fría colocadas dentro de barreños o bañeras repletas de hielo para que los invitados puedan ir cogiendo la suya. Para que sea más especiales, opta por una selección de cervezas artesanas o cervezas del mundo.

 

Cóctel de mojitos de fresas de Moncho’s Catering / Bodas de Cuento.
(Foto, cortesía ©Bodas de Cuento)

5/13. Cóctel de bienvenida.

En días de mucho calor olvida la copa de vino tinto, incluso la copa de cava tradicional, y recibe a los invitados con un cóctel especial de bienvenida o ‘Welcome drink’ sabroso, refrescante y con mucho hielo. Sorbete de limón o quizás de mandarina, mojito, piña colada, gin-tonic, pisco sour, cosmopolitan… hay sinfín de cócteles para elegir vuestro preferido. Si quieres que todos los invitados disfruten del mismo, opta por un cóctel que pueda hacerse con y sin alcohol.

 

Salmorejo para el cóctel del catering Inés & Co. / Calista One Summer Party.
(Foto, cortesía ©Bossanova Weddings)

– De aperitivo, cremas y sopas frías.

Te casas en verano, pero la prueba del menú la realizarás en invierno o primavera; así que es importante que tengas siempre en mente cuándo se celebra la boda, no cuándo hacéis la prueba. Obviamente no podrás prever con tanta antelación la meteorología, pero si recordar que hará mucho sol y mucho calor. Elegir platos ligeros y frescos, sin renunciar por ello a una buena ‘comilona’, es una buena opción para mantener un equilibrio en el menú.

Las cremas y sopas frías son grandes aliadas de las bodas de verano, tanto para incluir como entrante en el menú principal, como en el cóctel a modo de aperitivo; más ahora que los catering cuidan al máximo la presentación de los platos y sorprenden con los mismos.

6/13. ¿Gazpacho o salmorejo?.

¿De qué ‘team’ eres?… Yo confieso que me encanta más un rico salmorejo cordobés; aunque es indistinto porque ambas recetas de la gastronomía veraniega española son perfectas para servir en la boda por ligeras, refrescantes y ricas. Para el momento cóctel se pueden servir a modo de chupito o en presentaciones individuales. Ah, y además del tradicional gazpacho andaluz hay recetas más contemporáneas que también podéis probar, como el gazpacho de fresón, gazpacho de sandía o el gazpacho de remolacha.

 

Puesto de gazpacho, vichyssoise y sopas frías de El Campillo catering.
(Foto, cortesía ©Finca El Campillo)

7/13. Vichyssoise y sopas frías.

Quizás las cremas y sopas frías sean unas desconocidas en las bodas, pero recetas tan famosas como la ‘Vichyssoise’ nos recuerdan que son un excelente plato para servir en verano, más en días de mucho calor. Además, son perfectas para incluir opciones para invitados vegetarianos. Prueba con las cremas frías de melón, de espárragos, sopa fría de tomate, de pera…

 

Puesto de frutas frescas y zumos naturales de Catering iSensi / Calista One Summer Party.
(Foto, cortesía ©Bossanova Weddings)

– Fruta fresca y de temporada.

La wedding planner Ay Letizia!!! nos propone está muy buena idea para las bodas de verano, y que también es perfecta para las bodas veganas para poner como bufé de postre o puesto de degustación durante el cóctel. El protagonista: la fruta fresca y de temporada. Saludable, refrescante, revitalizante, ‘realfooding’ y de lo más inesperada en una boda.

8/13. Puesto de fruta.

Los puestos o estaciones de comida están cada vez más presentes en las bodas gracias a su versatilidad y a que se pueden tematizar por tipo de comida y/o decoración. Un ejemplo genial es este puesto de frutas frescas. Un mini market de lo más ‘healthy’ con piezas de frutas de temporada (manzanas, uvas, ciruelas, etc.), fruta fresca cortada, zumos naturales, yogurt con fruta o ensalada de fruta (para una alternativa 100 % vegana) y todas las preparaciones que se te ocurran donde la fruta sea la protagonista.

 

Brocheta de sandía fresca de Catering iSensi / Calista One Summer Party.
(Foto, cortesía ©Bossanova Weddings)

9/13. Brochetas y fruta cortada.

Una alternativa más ‘petite’ es servir brochetas de frutas variadas (o con combinaciones audaces como una brocheta de fruta fresca, queso feta y menta) y fruta fresca recién cortada, como sandía, melón, piña, gajos de mandarina, entre otras, que son de lo más refrescantes para el verano. Puedes incluirlas dentro de otros puestos de comida o pasarlas servidas en bandejas.

 

Helados artesanales, los de Bico de Xeado son espectaculares.
(Foto, cortesía ©Lucy Cuneo)

– Frío, muy frío. ¡Helado!

Del cóctel de bienvenida al postre, apostar por algunas de las siguientes ideas frías, muy frías, serán de lo más refrescantes para esos días de calor sofocante, a la vez que sorprendes a los invitados que muy seguro no se lo esperan. ¿A quién no le apetece un rico helado en verano?… Aunque en lo que se refiere al catering de una boda, todo tiene siempre un twist especial.

10/13. Helados artesanos.

Pensar que el día de la boda será largo y las horas de calor continuas ayuda para tener en cuenta muchas más ideas con las que refrescar también otros momentos; no hay por qué servirlo todo sólo en el cóctel. Un pequeño puesto o food truck de deliciosos y cremosos helados artesanos para el postre o para las horas del baile (no nos olvidemos de este momento también) será un éxito total. Una tarrina de yogurt natural con arándanos, de coco, limón, avellana… #yummy.

 

Bufé de helados gourmet de Moncho’s Catering.
(Foto, vía @monchoscatering)

11/13. Bufé de polos.

Ya sólo con la presentación conseguirás el efecto ‘Wooow’ entre los invitados cuando descubran esta maravillosa versión de una mesa de postres: un bufé de polos artesanos y gourmet. Desde polos de frutas naturales a deliciosas versiones del ‘Magnun’ (paletas de helado cubiertas de chocolate, con o sin almendras). Para los novios veganos, perfectamente se puede encargar un bufé de polos y helados veganos, así que no hay excusas para no disfrutar de esta idea.

 

Polos artesanos de mojito / Calista One Summer Party.
(Foto, cortesía ©NewFrame)

12/13. Polos de mojito.

Imagina estar en mitad del baile, los novios e invitados están dándolo todo en la pista, y el sofocante calor del verano haciendo de las suyas. Justo en ese momento el catering sirve unos más que apetecibles, refrescantes y fríos polos de mojito. ¡Serán la sensación!. Estos polos se pueden hacer con cualquier tipo de cóctel (con y sin alcohol), aunque el de mojito esté entre los favoritos. Por ejemplo, qué tal una polos de piña colada, polos de caipirinha o polos de sangría.

 

‘Popsicle cocktails’ un cóctel con polo de fruta y champán.
(Foto, cortesía ©Ainsley Rose)

13/13. Popsicle cocktails.

O lo que es lo mismo, un polo de helado + un cóctel. Una combinación divertida que quizás se le ocurrió a alguien que se quedó sin hielo y cogió un polo para enfriar su bebida. La verdad no sé el origen, pero los popsicle cocktails se han convertido en una idea curiosa para servir como ‘welcome drink’ o para la sobremesa. Lo mejor es que se puede maridar el sabor del polo con el tipo de cóctel para conseguir combinaciones excitantes; la más común es el polo de frutos rojos con copa de champán o vino rosado, pero también he leído de combinaciones como polo de lima con gin tonic o cualquier tipo de cóctel que lleve ron con polo de coco o lima.

Comments

Trackbacks

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *