Salida del imaginario de la fotógrafa Noemí Jariod y de la estilista floral Mireia Abras, «Une touche de noir et blanc» es una editorial de moda nupcial que hace una clara alusión a la dualidad del blanco y del negro que protagonizan estos estilismos para novias de invierno, diferentes y effortlessly. Dos looks que rompen con el molde nupcial que tenemos preconcebido, apostando por una estética de novia contemporánea: por un lado, minimalista, apostando por suaves tonalidades de blanco marfil, y por el otro empoderada, con la elegancia del negro como reflejo de una novia no convencional.

Me encanta la escenografía carente de referencias decorativas, pero con un trabajo de iluminación y fotografía precioso, donde las luces y sombras aportan el guion perfecto. Una escena desnuda pero poética donde lo importante es la novia, su fisonomía, su belleza, su maquillaje y su estilismo.

La simplicidad sin esfuerzo de la novia de invierno de «Une touche de noir et blanc» se complementa a la perfección con los originales e inusuales ramos de novia que Mireia Abras ha creado, proponiéndonos composiciones florales atípicas y orgánicas. Y es que todo en este bridal inspiration nos invita a reflexionar sobre el amplio espectro nupcial que existe, que va más allá de catálogos de vestidos de novia, clichés y/o tradicionalismos. Tan allá como mujeres hay en el mundo.



Fotos, cortesía ©Noemi Jariod

 

Look de novia «une touche de blanc».


Un look perfecto para una boda de otoño o invierno con vestido de novia lencero (‘relaxed wedding dresses’) y cardigán de cashmere, que juega con los tonos blanco y marfil y el contraste de las texturas de la seda y la lana. El ramo de novia es una pieza única creada con ramas de cerezos en flor, lunaria y plumas. Para el maquillaje, se apuesta por los tonos tierra realzando la mirada con un ojo ahumado y las mejillas, coloreadas con un bonito sonrojo.



Fotos, cortesía ©Noemi Jariod

 

La dualidad del blanco (clásico) y del negro (inusual) protagonizan estos estilismos para novias de invierno, diferentes y effortlessly.


 



Fotos, cortesía ©Noemi Jariod

 

Look de novia «une touche de noir ».


El romanticismo de un vestido de novia de tirantes y falda de tul lánguido se contrasta con la fuerza de un abrigo de lana negro atado a la cintura (una prenda y color a priori nada nupcial). Para el maquillaje la apuesta es por una piel satinada y natural con acento en unos perfectos labios rojo intenso; mientras que para adornar el pelo corto o rapado de la modelo se opta por un tocado estilo años 20, una banda bordada en pedrería. Por último, el ramo de novia. Un arreglo floral alargado y silvestre con flores en color borgoña (a juego con el labial).



Fotos, cortesía ©Noemi Jariod

 

CRÉDITOS | PROVEEDORES

Estilismo y diseño floral: Mireia Abras / Maquillaje y peluquería: Sara Rigola / Vestidos de novia: Otaduy / Modelo: Helga / Iluminación: Oscar & The Cat / Espacio: The Catwalk Studio / Fotografía: Noemi Jariod.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *