Un año más la impresionante sala oval del MNAC, Museu Nacional d’Art de Catalunya. ha sido el escenario de la presentación anual de las colecciones de Pronovias, Manuel Mota para Pronovias y Elie Saab por Pronovias.

Bajo el concepto creativo ‘Le Jardin des Rêves’ (el jardín de los sueños), el Pronovias Fashion Show vuelve a marcar las tendencias nupciales que lucirán las novias de la próxima temporada, con trajes de novia llenos de originales y románticos pétalos y flores.

Foto, ©Studio Cortés

1/9. El invernadero de flores de Pronovias.

Una vez más la puesta en escena de Pronovias ha sido impresionante y no ha dejado indiferente a nadie. Para este desfile el equipo creativo de Studio Cortés y la florista Mireia Abras idearon una espectacular escenografía con un gran invernadero de cristal y un precioso jardín vegetal y flores blancas del que iban saliendo las modelos.

 


Foto, cortesía de Pronovias

2/9. Pantalones y minishorts de encajes.

Para abrir el desfile Pronovias eligió uno de los looks más rompedores y espectaculares de la colección, un conjunto de minishort de encaje y top camelia. El pantalón, en versiones como el mono o jumpsuits y de estilo leggins, siempre de encaje, es una de las prendas sorpresa para las novias 2013 perfecta para disfrutar de la fiesta como segundo look de novia o para quienes buscan un traje de novia con el que divertirse.

 


Foto, cortesía de Pronovias

3/9. Adornos con motivos florales.

Los motivos florales y de pétalos son claramente el leitmotiv de ‘Le Jardin des Rêves’ de Pronovias. Los podemos ver en toda la colección en tejidos, bordados, encajes y detalles como los cientos de pétalos blancos que adornan varios de los vestidos de novia, especialmente en diseños de clara inspiración retro, creando preciosas nubes de pétalos con volumen 3D.

El concepto de los pétalos tridimensionales también los vimos reproducidos en los complementos de novia, como en los tocados y en los adornos de los zapatos de novia.

 


Foto, cortesía de Pronovias

4/9. Flores blancas troqueladas.

Las flores blancas filiformes o como troqueladas sobre la tela es una de las novedades de Manuel Mota para Pronovias que más me gustan. Destacan especialmente adornando vestidos de novia de siluetas effortlessly, soft y con movimiento. Diseños que reescriben el glamour y la feminidad, marcando las claves del nuevo romántico.

 

Foto, cortesía de Pronovias

5/9. El glamour de los años 20.

Esa belleza de vestido de novia se llevó los suspiros de los que asistimos al desfile y, desde ya, está llamado a convertirse en uno de los favoritos de la colección Pronovias 2013. Apunta su nombre, es el modelo ‘Ventura’ un glamuroso y sensual vestido de novia de inspiración años 20 totalmente bordado con lentejuelas nacaradas en forma de pétalos. La espalda lleva un espectacular escote velado decorado con motivos vegetales bordados también en pailletes nacarados como si estuvieran dibujados sobre la piel.

 

Foto, cortesía de Pronovias

6/9. Innovadores tejidos y superposiciones.

En ‘Le Jardin des Rêves’ Pronovias explora con innovadores tejidos ricos en texturas y juega con la superposición de capas y tejidos para crear interesantes patrones y composiciones. Todos los tejidos de encaje reproducen exclusivos diseños florales y vegetales, hilo conductor de la colección, que también encontramos en detalles de apliques joya de flores que adornan los vestidos y accesorios como los cinturones.

 

Foto, cortesía de Pronovias

7/9. Volantes verticales.

En esa búsqueda del movimiento de los vestidos en la que parece indagar Manuel Mota para Pronovias, en esta nueva colección aparecen los vestidos de novia con faldas de volantes verticales creadas con distintas capas de tela cortada al bies (cual largos pétalos de flores) que se agitan suavemente a cada paso que da la novia.

 

Foto, cortesía de Pronovias

8/9. Sobrefaldas y capas para novias.

Las bride-to-be de Pronovias que se casen en 2013 podrán sustituir el tradicional velo por delicadas y vaporosas capas y capelinas para novias confeccionadas en tul, organza o gasa, tejidos que aportan más movimiento y fluidez a este complemento.

Un concepto que también se refleja en las sobrefaldas de organza que van atadas a la cintura o bajo el pecho y que sustituyen a la típica cola del traje de novia.

 

Foto, cortesía de Pronovias

9/9. ‘Mullet dress’.

Ni cortos ni largos y ambas opciones a la vez. Así son los llamados ‘mullet dress’, atrevidos vestidos de novia cortos por delante y largos por detrás. Una de las siluetas más repetidas en la colección Pronovias 2013, y que destacó especialmente con el vestido camelia con el que Karolina Kurkova cerró la pasarela. Un diseño original, diferente y alegre formado por grandes flores cubriendo todo el traje. Sí, el mismo que pudimos ver el día antes en nuestra visita Pronovias Blogger Experience.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.