Según la Wikipedia el color rosa –en los países occidentales– está asociado primordialmente a lo etéreo, lo dulce y lo agradable, y significa amor, inocencia y paz. Como curiosidad, en Japón el rosa está asociado al erotismo. Así que lo cierto es que este color va más allá del simple género en el que se ha encasillado y de cierta forma maleado. Me quedo con ese simbolismo de encanto, dulzura y romanticismo para explotarlo en el diseño y decoración de la boda, y para mostrar, además, el sinfín de interpretaciones que puede tener. Y si no me crees, basta con ojear esta variopinta selección de pasteles de boda donde el rosa es protagonista.

 

Pastel de boda de HISTORIAS DEL CIERVO.

1/10. ¡Todo al rosa!.

Como en esta maravilla de pastel de boda rosado obra del cake design colombiano Julián Ángel, conocido en redes como Historias del Ciervo. Una creación tan romántica como excéntrica donde el color rosa y las flores se usan sin remordimiento ni discreción, y de ahí su belleza. Por cierto, las flores son comestibles ya que están realizadas en papel de oblea o ‘wafer paper’.

 

Pastel de boda de INDICAKES / Fotos, cortesía ©KissandChips

2/10. Con flores rosa.

Sencillo y elegante este pastel de boda de Indicakes Barcelona, las flores rosas moldeadas en fondant resaltan –y se realzan– contra la base blanca con confeti dorado. Una forma sutil de usar el color rosado en la decoración del pastel.

 

Pastel de boda de SWEET BAKES.

3/10. El rosa más cool.

Un claro ejemplo de que el diseño y la elección del color (dentro de esa extensa gama cromática que tenemos) lo son todo, incluso si hablamos de repostería. Aquí el tono rosa (chicle) se aleja del cliché para decorar una pastel moderno, minimalista y cool. Un diseño divertido de al repostera Sweet Bakes que se caracteriza por su estilo naïf y muy personal.

 

Pastel de boda de INDICAKES / Fotos, cortesía ©KissandChips

4/10. Elegancia nupcial clásica.

La elegancia nupcial más clásica se ve reflejada en la belleza de este pastel de boda cuadrado, en donde el romanticismo del color rosa se funde con la elegancia del color negro, creando un binomio sencillo y tan sofisticado. Una propuesta de Indicakes Barcelona que se me antoja ideal para una boda de noche y de máxima etiqueta.

 

Pastel de boda de SWEET LULUS y macarons de LA PETITE SUCRE / Foto, ©Chris Cornwell

5/10. Ombré rosa con macarons.

El ombré o degradado es una de las técnicas de moda en repostería gracias, precisamente, al efecto óptico que se consigue haciendo el degradado de un color. En este caso, la gama del rosa es la protagonista de este pastel de boda ombre con macarons colocados a modo de frosting o decorado, y que van del rosa claro al rosa fucsia.

 

Pastel de boda de INDICAKES / Fotos, cortesía ©KissandChips

6/10. Con corazón rosa.

Imagina cortar un hermoso pastel de boda (quizás decorado con fondant blanco por fuera) y que el interior te sorprenda al estar relleno con frosting rosado. Una forma original para que el corazón de la tarta nos conquiste no sólo por el sabor. Y si te animas a ‘mostrar tus sentimientos’, los pasteles tipo naked cake dejan al descubierto el interior haciendo que todas las capas sean protagonistas del diseño, como en este ejemplo de Indicakes Barcelona en rosa y estilo rústico.

 

Pastel de boda de LADY GREY SEATTLE.

7/10. Un ombré rosa más artístico.

Me encanta este pastel de boda de Lady Grey Seattle, trabajado como si de un cuadro se tratara. Aquí la tarta se convierte en un lienzo recubierto con buttercream en color rosa degradado (haciendo alarde de un exquisita técnica) sobre el que se dibujan y cincelan hermosas flores. El detalle de las flores naturales aporta volumen y más frescura y romanticismo.

 

Pastel de boda de SORAYA SWEET MAMA.

8/10. Dulzura al cuadrado.

Tres pisos con doble de dulzura conforman este pastel de boda obra Soraya de Sweet Mama. La elección de colores ‘pasteles’ (azul, rosa y toque amarillo) acentúa la estética dulce y agradable del diseño, perfecto para destacar sin extravagancias.

 

Pastel de boda de SWEET BAKES.

9/10. Rosa y femenino.

Sin duda, este es el pastel de boda más femenino de toda esta selección (obviamente, entendido dentro de ciertos estereotipos… que no le restan su belleza). En este diseño de Sweet Bakes el pastel se convierte nuevamente en un lienzo de fondant sobre el que se van pintando flores rosas. Una técnica para la que se necesita buena destreza dibujando y tintas comestibles.

 

Pastel de boda de WANNACAKE / Foto, ©Noroeste Foto

10/10. Un abanico de rosas.

En este pastel de boda de Wannacake se juega con las formas y los colores, ya que a la base cuadrada se le añade una escultura de abanicos circulares (inspirados en los abanicos de papel, muy de tendencia en la decoración de bodas y fiestas) realizados en fondant y coloreados en tres tipos de rosa, del rosa claro al rosa coral en acabado envejecido. Otra forma de elegir el rosa pero apostando por otras tonalidades de esta gran gama.

 


{ 20 ideas en color rosa para novias románticas }

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *