El lifting de pestañas naturales es una de las nuevas técnicas de estética que se están imponiendo entre los tratamientos de belleza como una alternativa a las extensiones de pestañas y a las pestañas postizas. Una opción ideal para las novias, novios e invitadas que quieren potenciar su mirada y/o que tengan los ojos pequeños que verán cómo se los agranda y hacen más expresivos.

La técnica consiste en estirar la propia pestaña consiguiendo un efecto de mayor longitud y espesor, y a la que se aplica un tintado especial. El resultado son unas pestañas impresionantes con las que no necesitarás ni rizadores ni rímel. Dura entre 6 a 8 semanas, según los diferentes ritmos de renovación del pelo en cada persona y no necesitan de ningún ‘mantenimiento’, aunque sí se recomienda el uso de un serúm y un acondicionador para mantenerlas hidratadas y darles mayor vitalidad. El precio del tratamiento varía en función del centro, pero para que te hagas una idea hablamos de unos 45 – 75 euros.

Hace unas semanas tuve ocasión de probar el lifting de pestañas naturales, específicamente el de la firma británica Nouveau Lashes que me realizaron en el centro estético Twentynails Retiro (Av. Menéndez Pelayo, 53 Madrid). Durante los días siguientes todo el mundo me preguntaba qué me había hecho por que el efecto en mi mirada era super visible.

Lifting de pestañas naturales de la firma Nouveau Lashes.

Antes y después del lifting de pestañas naturales de Nouveau Lashes que probamos.
(Foto portada, ©Leo Tornev para Tendencias de Bodas #editotialJane)

 

¿Mi experiencia al realizarme el lifting de pestañas? Sí que me resultó un poco incómodo el tratamiento en sí, mientras lo aplicaban, pero el resultado me ha valido la pena. Me han dejado unas pestañas largas y fabulosas.

Te cuento mi experiencia. El tratamiento dura unos 45 minutos, tiempo durante el cual no puedes abrir los ojos y los parches que se utilizan –y sobre los que se estiran y orientan las pestañas– son un poco tirantes. Además, tuve algunas molestias con la aplicación del producto fijador que me dejó los ojos rojos durante un par de horas, pero fue algo muy eventual (sé que no a todos les pasa). Durante las primeras 24 horas también sentí alguna incomodidad que supongo será normal la primera vez que te haces un lifting de pestañas. Pero… ¡El resultado de verdad que vale la pena y sin duda lo recomiendo! Realza muchísimo los ojos y si estás sin maquillaje, o con muy poco, te ves igual de arreglada y con un efecto super natural.

Si estás pensando en realizarte un lifting de pestañas para la boda mi consejo es que lo pruebes por primera con anterioridad. Así podrás ver el efecto que hará en tu mirada y medir cómo reaccionas al tratamiento sin miedo a tener la boda al día siguiente. Y ya de cara al día B, realízalo cuando menos una semana antes, de forma que tengas las pestañas ya asentadas en la boda. ¡Tendrás una mirada que enamora!

 


{ Guía de supervivencia para las novias a dieta con once consejos saludables }

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *