Literalmente no, obviamente. Aunque después de ver su último desfile y todas sus propuestas en trajes y vestidos blancos, un verdadero capricho para vestir de novia derrochando estilo, no tendría problemas en proponerle matrimonio al diseñador Jorge Acuña.

Da igual si no estaban pensando expresamente como un ‘vestido de novia’ y tan sólo son diseños en blanco… o vestidos (de novia en color) dorados o plateados… No tendría dudas en casarme vistiendo ese vestido corto de maravillosas hombreras decoradas con maxiflores de volantes de organza; hacer una boda civil y vestir el esbelto traje pantalón de mangas mariposa. Decir «Sí quiero» enfundada en el glamour y dualidad de un vestido estilo años 30-40 y mangas decoradas con flecos de cuencas gris antracita.

Sí, quiero casarme con un vestido de novia de Jorge Acuña como hizo Kabu para su boda en Pedraza con su vestido de novia rosado por el diseñador gallego (aunque afincado en Madrid), y lucir su bella, sofisticada y depurada elegancia. Llevar collares de perlas adornando la espalda, flores de seda en faldas translúcidas, capas cortas, plumas…

Cualquier idea que él esboce en un papel y confeccione hasta convertirla en «mi vestido de novia de Jorge Acuña». Sí que quiero.

Fotos, ©View Fashion Book/MFShow Woman

 

Fotos, ©View Fashion Book/MFShow Woman

 

Fotos, ©View Fashion Book/MFShow Woman

 

{ El vestido de novia de ‘slow fashion’ que te pondrás incluso después de la boda }

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.