Invierno. Una de las estaciones donde menos bodas se realizan en nuestro país, en busca siempre de los largos días y el buen tiempo que el verano nos regala; pero quizás va siendo hora de desmitificar la imagen tan gélida y navideña que suelen tener de las bodas de invierno, para hacer hincapié en esa aura romántica, íntima, elegante, de acogedora calidez y hasta mágica que también pueden tener. Por que no, casarte en los meses de invierno no es sinónimo de nieve, aunque sí de días más cortos y temperaturas bajas que pueden jugar a favor según como imagines, diseñes y planifiques tu boda. Así qué, ¿y si nos casamos en invierno?.

Y… ¿si empezamos por imaginar nuestro ramo de novia de invierno?. Hasta ahora el blanco más puro –cual nieve– y los tonos rojos y granates –navideños– con acentos en verde o follajes helados, toques metalizados y texturas de terciopelo predominaban en la elección de los invernales ramos de flores, pero las tendencias actuales en floristería nos proponen ramos de novia más desestructurados, orgánicos y también minimalistas que se prestan ideales para lucir en invierno. La clave está en elegir siempre flor de temporada y apostar por la naturalidad en la composición para no caer con ello en un ramo ‘temático’ o en lo obvio de la temporada.

Ramo de novia de invierno con anémonas blancas de AI CARMIÑA.
(Foto, ©Liven Photography)

 

Ramo de novia de invierno con plantas crasas, flor de algodón y jacintos de ELISABETH BLUMEN.
(Foto, cortesía ©Raquel Benito)

 

Ramo de novia de invierno con rosas David Austin.
(Foto, ©Dos más en la mesa)

 

12 ramos de novia de invierno para inspirarte.


 

Cierto es que el invierno nos ofrece una menor variedad floral, pero aún así hay flores preciosas que se dan entre diciembre y marzo, por ejemplo: tulipán, narciso, dalia, pensamiento, hortensia, rosas (algunos tipos se dan casi todo el año), bayas, abeto, piñas, eucaliptus, brunia, mimosa, cardo y flor de algodón o gossypium; y quizás, forzando un poco, disfrutar de esas flores tardías del otoño o primeras de la primavera como las anémonas, ranúnculos y jacintos. Y una de las opciones que abre un sinfín posibilidades: los ramos de novia con flores preservadas.

En cuanto a los colores para un ramo de novia de invierno, el blanco siempre estará entre los preferidos, pero no tienes por qué limitarte a un blanco nieve, combinarlo con blancos más cremosos o tonos de verdes mate puede ser una buena idea. Los colores pálidos y neutros son ideales para los ramos de invierno más románticos. La paleta de tonos fríos con burdeos o borgoña, rojos, lilas, azules y verdes es perfecta para hacer destacar el ramo de novia, mientras que una paleta de naranja, melocotón y ocres aportará luz y calidez al look de la novia.

Ramo de novia de invierno con rosas y hojas naranjas de MOLIST FLORISTES.
(Foto, ©Laura Bargunyó)

 

Ramo de novia de invierno con flores preservadas de FLORES EN EL COLUMPIO.
(Foto, cortesía ©Natalia Ibarra)

 

Ramo de novia de invierno y ecléctico de JENNI BLOOM FLOWERS.
(Foto, ©Nicolas Treader photography)

 

Ramo de novia de invierno tipo ‘hoop bouquet’ de LEIGH CHAPPELL FLOWERS.
(Foto, ©Maja Tsolo photography)

 

Ramo de novia blanco de invierno de STUDIO FLORAL.
(Foto, ©Tyler Rey)

 

Ramo de novia con flores de algodón de POMPOM YOUR LIFE!.
(Foto, ©Anja Schneemann)

 

Ramo de novia de invierno en cascada de SAVIA BRUTA.
(Foto, cortesía ©Cruz Campa)

 

Ramo de novia de invierno silvestre de ELENA SUAREZ & CO.
(Foto, ©Liven Photography)

 

Ramo de novia de invierno de LA TRASTIENDA FLORISTERÍA.
(Foto, cortesía ©Norwud)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *