¿Te ha pasado entrar en algún sitio, ver la decoración y morir de amor?… ¡Seguro que sí!, porque cada vez son más las bodas que cuidan, miman e impregnan de personalidad su decoración. Esto mismo sucedía cuando descubrías el pequeño espacio de Cristina & Co. de la última edición de la feria nupcial Love & Vintage. Un ‘stand’ –nada al uso– que invitaba a entrar, a sentarse y a disfrutar de una velada en torno a la mesa. En palabras de la wedding planner Cristina Rodriguez: “Es en las mesas donde los invitados están el mayor tiempo durante una boda, por eso nuestra apuesta es darle valor e importancia a su decoración”.

Dos son las claves para crear una mesa donde novios e invitados se sientan a gusto en todos los sentidos: la elección de un delicioso menú (catering) y una bonita decoración que cree un ambiente inolvidable. “Se puede diseñar una deco especial –afirma Cristina– utilizando varias vajillas combinadas, delicada cristalería, marcasitios caligrafiados, minutas y meseros personalizados, etc. Las velas y las flores, en distintos recipientes combinando variedades y colores, terminan por vestir una mesa perfecta por completo”.

Fotos, cortesía ©Sara Frost

 

Para el diseño de este espacio con tan buen gusto, Cristina & Co. y su equipo idearon una decoración elegante y romántica de actualizado estilo shabby chic en la que destacaba la preciosa mesa principal. También había otras ideas de mobiliario y deco para bodas muy bonitas, como el aparador vintage donde se colocó la candy bar y la pink lemonade.

Toda la decoración se hiló a partir de la estética base de la propia salita, que en realidad funciona como guardarropa en el Palacio Fernán Núñez. ¿A que nunca dirías que un simple ropero podría convertirse en un lugar tan acogedor y elegante?… ¡Es el savoir-faire de Cristina & Co.!

Pues teniendo en cuenta las paredes empapeladas, el suelo de mármol y la lámpara de cristal se buscó “integrar ese color ocre de base en la decoración, utilizando unas sillas de bambú y una gran mesa de madera, pero suavizándolo a la vez con un fondo creado con retales de tela en blanco y nude. Además, como una de las tendencias para bodas de este 2015 es el color marsala lo elegimos tono principal de los arreglos florales y para una alfombra de patchwork que cubría parte de la sala”. El resultado, es esta elegante  decoración de boda shabby chic con la que morimos de amor.

Fotos, cortesía ©Sara Frost

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *