Fue durante la final de la Champions League, actuaba la cantante y compositora neoyorquina Alicia Keys con esa fuerza y belleza vocal que la caracteriza, y algo en ella llamó aún más la atención: iba sin rastro alguno de maquillaje. Y no, no ha sido un gesto puntual. Lo ha estado repitiendo en todas sus apariciones públicas hasta la fecha, e incluso lo ha explicado en una carta abierta publicada el pasado mes de mayo en la web feminista ‘Lenny’, donde hace su alegato a favor del #nomakeup.

La decisión de Alicia Key no fue de un día para otro, es parte de un proceso de reflexión que la artista, causalmente, vio materializada durante la sesión de fotos para la portada de su álbum ‘Here’. Acosada por la presión mediática de ser una cantante de fama mundial y tener que “estar siempre perfecta” en público, más los estereotipos y juicios constantes que recibimos las mujeres sobre nuestros cuerpos y belleza, Alicia ha conseguido en el #nomakeup su manera de expresar y/o renegar –según lo queramos ver– del perfeccionismo y del uso del maquillaje como una máscara tras la que ocultarnos por miedo a no encajar o por la inseguridad –adoptada por esa misma imposición externa– a no mostrar las singularidades de nuestra piel pues son entendidas como ‘defectos’: pecas, manchas, arrugas, cicatrices…

Ciertamente el ‘no makeup’ como concepto cotidiano, más allá del movimiento reivindicador que es actualmente (porque ojo, esto no va de ir en contra de las empresas cosméticas o del uso de maquillaje, sino de una elección libre sobre el cómo, cuándo, cuánto y por qué maquillarnos y del derribo de los estereotipos e imposiciones sobre la belleza natural), es una idea inusual de ver entre famosas y celebrities de todo el planeta, donde parece que cuanto más maquillaje, mejor. Como ejemplo tenemos a las hermanas Kardashian, íconos actuales entre millones de chicas, donde lo real y la exageración se confunden y llevan al límite entre tanto maquillaje contouring, inyecciones de ácido hialurónico en los labios, pestañas postizas, extensiones de pelo y más. Un concepto, el de las Kardashian, que en el fondo trasmite un mensaje distorsionado de lo que es ‘la belleza’ (real), la feminidad, la aceptación y la autoestima de cada persona. 

Incluso si tomáramos como ejemplo a mujeres anónimas, alejadas de los focos del star system, hay ciertos círculos, ocasiones y situaciones en donde que una mujer no lleve maquillaje se presupone como una falta de cuidado a sí misma que puede llegar a hacerlas sentir feas o raras; incluso existe la presión por “saber maquillarte”. Unos prejuicios que para nada tienen que ver con la opción de mostrarnos al natural. Llevar o no maquillaje no ha de ser una norma social, sino una elección personal.

Mientras conseguimos que el cambio se consolide: ¿Es la tendencia #nomakeup apropiada para el día de la boda? ¿Se atrevería una novia a no usar maquillaje? ¿Existen opciones menos radicales al no maquillarse? ¿Hay algún truco o consejos tras el no makeup?… A la primera duda te respondo ya, y al resto a continuación con la ayuda de la maquilladora Sarah Miller. ¡Claro que puedes ir sin maquillaje a una boda! ¡Es tu decisión!, y siendo así te verás hermosa y sentirás cómoda contigo misma que es lo principal.

Alicia Keys fotografiada sin maquillaje (#nomakeup) para la portada de su disco ‘Here’.
(Foto (y foto portada), ©Paola Kudacki

 

– ¿Se atrevería una novia a no usar maquillaje?

Tras esa sesión de fotos en las que Alicia Keys aparecía por vez primera sin maquillar, esta declaró: “Juro que fue el momento en el que más fuerte, más empoderada, más libre y más honestamente bella me he sentido jamás”. Yo lo tengo muy claro, y además es parte de la filosofía de Tendencias de Bodas el que cada novia tenga la libertad y las opciones para elegir cómo desea celebrar su boda, y esto pasa también por cuál maquillaje de novia lucir, o no. Así que repito la afirmación dicha arriba. ¡Sí, una novia perfectamente puede casarse sin llevar gota de maquillaje!.

El ‘no makeup’ es una opción de belleza, no sólo una reivindicación. Es una actitud, una sensación y una forma de expresión tan válida como el maquillaje. Obviamente, hay ciertos trucos de belleza que puedes realizar para ayudar a que la piel luzca saludable y radiante, así como otras tendencias que llevan a la mínima expresión el maquillaje y que ya hemos visto en pasarelas nupciales, como el efecto de cara lavada.

Vestido y look de novia de Sachin & Babi Bridal.

 

– La novia ‘no makeup’, 100% convencida.

Para poder abrazar el no makeup (sin maquillaje) lo primero es ser sinceras con nosotras mismas, porque a la ‘naturalidad’ también podemos mimarla. No usar maquillaje es dejar expuesta nuestra piel y mostrarla sin trampa ni cartón; y aunque no es un asunto de sentir complejo por las singularidades de nuestro rostro, si que es conveniente mantenerlo limpio, cuidado y nutrido. Además, recuerda que la belleza empieza siempre desde el interior.

1. Ritual diario: Realizar y mantener unos hábitos diarios de cuidado del rostro es esencial para tener una piel natural saludable, más aún de cara al día de la boda donde la confianza en nuestro aspecto tenemos que reforzarla. No tienes por qué complicarte con grandes tratamientos de belleza –que nunca estarán de más– pero con sencillos rituales domésticos, como los cuatro pasos para lucir una piel radiante, verás muy buenos resultados.

2. Hidratación: Conseguir una buena hidratación del rostro es fundamental siempre, más si se quiere prescindir del maquillaje en la boda. Incluso es la base para lucir un aún más bonito maquillaje, así que con esto lo decimos todo. Usar una crema hidratante adecuada a las necesidades y tipo de piel tiene que ser una constante en nuestra rutina beauty, que además se puede alternar con otras cremas y sérums que nos ayuden con el objetivo de lucir una piel natural preciosa y sedosa.

3. Para las ojeras: Presta atención a las ojeras (más si no vas a aplicarte corrector), así evitarás la imagen de cansancio que estás aportan. Aquí entra en acción la elección de un buen contorno de ojos para aplicar día y noche, además de esos viejos trucos caseros de belleza como ponerte dos rodajas de pepinillo frías en los ojos o algodones empapados de manzanilla que ayudan a descongestionar.

4. En los labios: Estos quizás sean un punto al que menos prestamos atención, pero lucir una bonita sonrisa empieza por una dentadura cuidada y termina en unos labios hidratados. No hace falta hacer mucho, pero dependerá de cuan secos o agrietados los tengas. Una ligera exfoliación cada cierto tiempo y un poco de crema Biopel (de venta en Farmacias) o similar te hidratará durante 12 horas y los preparará para ese tan esperado beso tras el “Sí quiero”.

Vestido y look de novia de Elie Saab Bridal.

 

– Maquillaje efecto ‘cara lavada’.

Una de las tendencias en maquillaje que viene con fuerza junto con esta ola del ‘sin maquillar’ es la de llevar a la mínima expresión el makeup con un look muy natural como “si no fueras maquillada”. Un falso #nomakeup o maquillaje con efecto de bonita cara lavada al que muchos diseñadores se han apuntado para resaltar ese concepto de belleza natural que prima en las novias actuales.

Para este tipo de bridal look la maquilladora Sarah Miller nos aconseja:

1. Para la base: En vez de usar una base de maquillaje muy cubriente opta por una BB Cream (que significa ‘Blemish Balm Cream’ o bálsamo para imperfecciones) que ayuda a hidratar, iluminar y unificar con una textura ligera. No intentes ocultar las imperfecciones, tan solo matízalas para ese efecto natural que se busca. Prueba las BB Creams de La Roche-Posay y Garnier.

2. Define cejas y pestañas: Para muchos maquilladores profesionales, si sólo pudieran elegir un producto, elegirían la máscara de pestañas. Marca y define las pestañas con un poco de máscara waterproof (por si te emocionas mucho) aplicada en pequeños toques para evitar grumos. Mientras que las cejas ayudan a enmarcar la mirada, con tan sólo peinarlas tendrás suficiente pero también puedes rellenarlas con alguna máscara o lápiz de cejas, pero sin excederte en la aplicación del producto.

Dos recomendaciones, la máscara de pestañas multiefecto ‘False Lash Effect’ de Max Factor (por su calidad – precio) y el gel voluminizador para cejas ‘Gimme Brow’ de Benefit Cosmetics que viene en diez tonos.

3. En las mejillas: Históricamente las mejillas sonrojadas son sinónimo de ‘buena cara’, de sentirse feliz y de presumir con ese ligero bronceado estival. En un maquillaje de cara lavada el colorete ayuda a resaltar estos rasgos, aportando frescura y descanso al rostro. Son muchas las opciones, pero los coloretes en crema o de tintes quedan mucho más naturales; por ejemplo, el blush líquido ‘Benetint’ de Benefit (que encuentras en las tiendas Sephora) y el ‘Les beiges stick’ de Chanel. También puedes probar con los polvos bronceadores como el ‘Chocolate Soleil Bronzer’ de Too Faced.

4. Y para los labios: Acaba tu beauty look natural resaltando los labios con un toque de brillo en un tono nude, así conseguirás un ligero efecto de labio más grueso sin parecer excesivo. El gloss ‘Cremesheen Glass’ de M.A.C Cosmetics en color ‘fashion scoop’, que es un rosa muy suave, es ideal para esto. Otra opción muy trendy es el efecto de labio mordido en los que sí se aplica un poco de pigmentación difuminada en mate para un labio mucho más sensual pero aún sutil. Para conseguirlo puedes usar un bálsamo labial con color como el ‘Extra lip tint’ de Bobbi Brown.

Vestido y look de novia de Marco & María.

{ Pronovias y la estilista Raquel Costales nos dan sus trucos para un maquillaje de novia flash }

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *