Si hay un evento que ha causado total revuelo estos días, ese ha sido el enlace matrimonial de la influencer Maria Pombo y Pablo Castellano. Se celebró el 22 de junio en Santander, Cantabria, y prácticamente fue retrasmitida en directo a través de las redes sociales. En parte por cortesía de los propios invitados que llenaron sus perfiles con todo tipo de imágenes y vídeos de la boda, apoyados con el hashtag #ctycnwedding (con una gran repercusión, aunque muy lejos del famoso #TheFerragnez); y al ser la primera ceremonia en ser retrasmitida en directo a través del portal de la revista Hola.

Como en toda boda, el secreto mejor guardado ha sido el vestido de la novia. Meses antes, en el programa de TVE ‘Corazón’, ella misma lo describía como: «Un poco entre antiguo, moderno, de tendencia no tendencia, clásico. Es un poco un mix de todo, y yo creo que por eso va a sorprender». Y sí, efectivamente la palabra que mejor describe su look de novia es ‘mix’. Quizás demasiado mezcla ha sido.

Para su vestido de novia María Pombo confió en la firma nupcial YolanCris, y en su directora creativa Yolanda Pérez. El suyo ha sido un diseño exclusivo conformado por dos piezas: un vestido minimalista de corte sirena en crepe blanco, cuello halter y aberturas cut-out, con detalle de vivos trenzados; y un abrigo de verano con cola como pieza principal (con el que sustituye al clásico velo) confeccionado en tul bordado a mano con centenares de aplicaciones de pedrería en tonos blanco, crudo, rosa cuarzo y oro.

Fotos, cortesía ©Lorena San José

 

Para completar el estilismo con el que dio el «Si quiero» en la Colegiata de Santa Cruz de Castañeda, la influencer lució pendientes de diamantes y zafiros de Joyería Suárez también de diseño a medida, y bucólico ramo de novia en tonos verdes de Elena Suárez & Co.

La elección de su bridal look entre bohemio y minimalista ha sorprendido a los seguidores de Maria Pombo, quienes esperaban una imagen de novia más clásica y hasta conservadora. ¿Acierto o error en su elección? Sin duda, mientras ella esté feliz con su resultado final y elección el resto de las opiniones sobran. Es lo importante, ser fiel a sí misma y a cómo te haga sentir tu vestido de novia… O vestidos, en plural, porque sabemos que para el banquete y baile de novios María cambió su estilismo por un segundo vestido de novia también de YolanCris.

Fotos, cortesía ©Lorena San José
Comentarios desactivados