El Palacio de los Pardo de Donlebún se alza imponente sobre el puerto de Figueras, en Asturias. Un conjunto declarado Bien de Interés Cultural que data del siglo XVI y que recientemente ha sido exhaustivamente reformado como hotel boutique de lujo.

En este escenario único es donde el equipo de proveedores capitaneado por los wedding planners My Noah Candy han ideado esta editorial de inspiración para una boda clásica, barroca (y de cierta forma costumbrista) en clave lila; y es que en esta propuesta la paleta de color adquiere especial protagonismo, con los tonos violeta, morado, malva y lila, junto al verde y el dorado antiguo, como hilo conductor de la decoración y de los complementos de la novia.

Como vimos también en la sesión “Donlebún bride”, una entrega previa que en conjunto forman estas palaciegas propuestas para bodas en Asturias, la decoración floral ha sido clave para vestir y contrarrestar la arquitectura regia y sobria del conocido también como Palacio de los Trénor. Para ello Flores El Invernadero ha vuelto a hacer un trabajo único creando exuberantes arreglos florales de estilo bucólico vintage que decoran distintos espacios y rincones, desde la escalera al centro de mesa, y por supuesto el ramo de novia (en lila, malva, morado y dorado) tan original como romántico. ¡Espectacular!.

Fotos, cortesía ©Pelayo Lacazette

 

La paleta de colores lila, malva y morado, junto a la exuberancia de una decoración floral bucólica vintage, son las claves de esta palaciega boda.


 

Fotos, cortesía ©Pelayo Lacazette

 

La decoración de la mesa para mi es de lo más costumbrista y cinematográfica, como evocando las otrora elegantes cenas en palacio. Una mesa detallista, barroca e imponente donde nada sobra: ni las decenas de velas y candelabros, el tradicional mantel de croché (si, como el que tejían nuestras abuelas y bisabuelas), el elegante menaje y cristalería con bordes en oro, los marcasitios finamente caligrafiados, ni el gran arreglo floral que la preside. Ese conjunto de mesa de madera maciza nunca ha estado vestido tan hermoso y especial.

El nombre de «Cendrillon éthérée» obviamente no ha sido elegido a la ligera. Aquí la novia representa a esa cenicienta moderna, que si bien mantiene un punto de clasicismo si que rompe los esquemas nupciales a través del color (luciendo sandalias de tiras lila) y de las líneas fluidas de su vestido de novia, un diseño de Nicolás Costura de efecto dos piezas de cuerpo bordado con mangas largas y escote caja, y preciosa falda de capas de tul cortadas en godet para conseguir ese efecto de vuelo sin perder el ajuste en cadera. El peinado, un recogido en moño bajo adornado con corona de orfebrería, y el maquillaje con ojo ahumado en tono morado, completan este bridal look.

Fotos, cortesía ©Pelayo Lacazette

 

CRÉDITOS | PROVEEDORES

Organización y diseño: My Noah Candy / Decoración floral y ramo de novia: Flores del Invernadero / Localización: Palacio de Los Pardo de Donlebún / Peluquería: Barbareando / Maquillaje: Yasmina Riera / Vestido de novia: Nicolás Costura / Tocado: Eva Vidal / Zapatos de novia: Calzados La Jaula / Modelo: Claudia Madera / Vídeo: Héctor Torra / Fotografía: Pelayo Lacazette.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *