Muchos de nosotros/as en algún momento quizás hemos jugado con la idea o dicho eso de: «Si me caso, quiero una boda en la playa»; pero lo cierto es que son las bodas en el campo las que terminan imponiéndose entre las parejas quienes sucumben al romanticismo rural con bodas celebradas en antiguas masías y fincas, la casa familiar del pueblo, entre árboles centenarios… o, simplemente, por su estética bucólica y silvestre como inspiración para la decoración floral. Obviamente, el ramo de la novia se ha convertido en el principal exponente de estas preferencias.

En un ramo de novia el bucolismo evoca al campo y la campiña, y las flores y vegetación que en este podemos encontrar cada temporada; mientras que la cualidad de silvestre nos refiere a una composición más orgánica, espontánea y dinámica, aunque también a un tipo de flor no estrictamente cultivada sino más autóctona y salvaje. Dos estilos tan conexos entre sí que muchas veces es difícil poner un límite entre lo bucólico y lo silvestre.

Los ramos tipo ramillete y bouquets desestructurados suelen ser las formas más usadas, en composiciones donde predominan principalmente la variedad de flores, formas y texturas; como si caminaras un día por el campo cortando esas hermosas flores que te encuentras al paso. Son ramos de novia que no tienen que verse premeditados (aunque así lo sean), mientras más naturales y espontáneos más hermosos serán.

Lo mejor de los ramos de novia bucólicos o campestres es que encajan con novias de estilo romántico, clásico o vintage, según las flores y colores que elijas. Incluso con esas novias con un estilo más cercano al espíritu indie y folk que tanto se están imponiendo y que encuentran su ramo de novia perfecto en una variante de los ramos silvestres muchos más imperfectos, salvajes y en tamaños XXL. La clave para acertar está en confiar en el florista que elijas y contarle todos los detalles tanto de tu look de novia como de la boda, así podrá asesorarte y crear el ramo de novia bucólico y silvestre de tus sueños.

Ramo de novia bucólico veraniego.
(Foto, ©Encarnación Campanario)

 

Ramo de novia bucólico y silvestre de IVISON THE LICHFIELD FLORIST.
(Foto, ©Tarah Coonan)

 

Ramo de novia silvestre de MARGARITA SE LLAMA MI AMOR.
(Foto, ©Esif Fotografía)

 

Ramo de novia bucólico y silvestre de INÉS URQUIJO.
(Foto, cortesía ©Pelillo de Ratón)

 

Ramo de novia bucólico y alegre de AQUILEA FLORES.
(Foto, cortesía ©Click10)

 

Ramo de novia bucólico de VERDEPIMIENTA FLORES.
(Foto, cortesía ©Click10)

 

Ramo de novia bucólico y silvestre de BALBINA BRUNIA.
(Foto, cortesía ©Pelillos de Ratón)

 

Ramo de novia bucólico de BEYDOL FLORISTAS
(Foto, ©People Producciones)

 

Ramo de novia silvestre y bohemio.
(Foto, ©Brown Paper Parcel)

 

Ramo de novia bucólico y silvestre de DANISH ISLAND WEDDINGS.
(Foto, ©Neli Garnet)

 

Ramo de novia silvestre de MARENGO FLORES.
(Foto, cortesía ©Pelillos de Ratón)

 

Ramo de novia silvestre y alegre de THE ORIGINAL FLEURS.
(Foto, cortesía ©3 deseos y medio)

 


{ Bucólica cena de verano en Los Lavaderos de Rojas }

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *