Muchos hablan de que las ‘elopement wedding’ o boda de escapada –tal y como sugiere la Fundación para el Español Urgente (Fundéu) utilizar en su referencia en español– es el nuevo formato para realizar bodas en tiempos de COVID-19, pero lo cierto es que este tipo de boda ya venía imponiéndose como elección para quienes prefieren una boda sólo para dos. Las Vegas es la meca de las bodas de escapada; ciudad a la que cada año miles de parejas se fugan para hacer una de las mayores locuras de sus vidas: darse el “Sí quiero” en secreto e impetuosamente. ¡Que se lo pregunten a Elvis (Presley)! que ha visto pasar por su capilla a famosos como Sophie Turner y Joe Jonas, Lily Allen y David Harbour, y parejas más patrias como Alaska y Mario Vaquerizo o Eugenia Martínez de Irujo y Narcís Rebollo.

La acción de escaparse o fugarse para contraer matrimonio no es nueva, pero lo cierto es que en España sigue siendo una tendencia a consolidar. El por qué quizás lo encontramos en lo arraigado que aún tenemos la forma de festejar la boda y en la dificultad de realizar una ceremonia legal fuera de las instituciones pertinentes. A favor de las ‘elopement wedding’ o boda de escapada tenemos la personalización de toda la ceremonia y de los votos matrimoniales, lo inolvidable de poder celebrar el enlace –casi– en cualquier lugar, el aliciente del presupuesto que obviamente será muy muy inferior y la opción de “evitar el ruido de las grandes bodas tradicionales para hacer algo íntimo y simbólico, con un significado más profundo para cada pareja”, tal y como apuntan Marco y Marina, fotógrafos de M2visualstudio.

Fotos, cortesía ©M2visualstudio

 

Una ‘elopement wedding’ bohemia, al atardecer en un acantilado en Asturias.


 

En el repertorio de posibles lugares en los que celebrar una boda a la fuga, en España tenemos del perfecto clima mediterráneo a sinfín de paisajes naturales: calas y playas de ensueño, acantilados impresionantes, bosques y montañas emblemáticas, dehesas y viñedos centenarios, pueblos cargados de encanto e historia, terrazas con vistas a las más bonitas ciudades y más. En definitiva, cientos de opciones donde celebrar una ‘elopement wedding’ simbólica e inolvidable alejada de las frías y solemnes salas del Juzgado o Ayuntamiento.

Como perfecto ejemplo compartimos este elopement wedding bohemio al atardecer en un acantilado en Cabo de Peñas, uno de los puntos más septentrional del Principado de Asturias. Fotografiado por M2visualstudio, organizado por The Dreams Factory y oficiado por Liebling!, entre otros profesionales asturianos que se han unido para demostrar que este tipo de enlaces son una alternativa válida e igual de inolvidable para casarse y para ofrecer sus servicios y facilitar a las parejas el organizar una boda de escapada en Asturias: localización, permisos legales, logística, decoración, flores, servicio de oficiante, restauración, maquillaje, peluquería, fotografía y todo lo que cada pareja necesite.

Fotos, cortesía ©M2visualstudio

 

Las bodas de escapada, una alternativa válida e igual de inolvidable para casarse.


 

La elección de una ceremonia más íntima y casi secreta es muy personal, los motivos para elegirla pueden ser muchos, algunos ya los hemos expuestos arriba. Y sí, quizás la situación actual “de incertidumbre, restricciones y cambios constantes” que nos está obligando a vivir la pandemia puede ser uno más a tener en cuenta para inclinar la balanza hacia un “Si quiero” diferente, especialmente para quienes esperar (o cancelar) no entre en sus planes.

Hacer de vuestro compromiso matrimonial algo inolvidable bien puede pasar por esta idea de celebrar una ceremonia a solas; que no tiene por qué ser sinónimo de “solos”. En un elopement wedding también tienen cabida los amigos más cercanos, esos confidentes incondicionales que estarán encantados de ser vuestros testigos ese día y de viajar hasta allí donde se os ocurra. Porque este es el otro punto a favor, que podéis escaparos al destino que imaginéis. Unas vacaciones con boda por sorpresa o una boda sorpresa con vacaciones.

Eso sí, hay dos puntos a tener muy en cuenta para una apuesta definitiva por una boda de escapada. La primera, que por ahora en España este tipo de ceremonias sólo son simbólicas, sin valor legal (de ahí que sean perfectas para los novios y novias que quieran una ceremonia alternativa, una declaración de compromiso más personal o como renovación de votos matrimoniales). Y la segunda, para no pasar de soñar con una boda a la fuga a realizar una “boda fugitiva” es importante conocer los permisos que se necesiten para llevar a cabo una ceremonia en espacios públicos (como las playas). Contratar el servicio de un wedding planner local, que asesore y/o se encargue de estas gestiones siempre es una buena idea.

Fotos, cortesía ©M2visualstudio

 

CRÉDITOS | PROVEEDORES

Wedding planner: The Dreams Factory / Maestro ceremonias: Liebling! / Flores: Leymar Floristas / Maquillaje y peluqueríaa: Gloria Anes Makeup / Vestido de novia: Otaduy / Sombrero: Lito & Lola / Pendientes: Jdön Design / Alianzas: Soraya Martín Joyas / Fotografías: M2visualstudio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *